Un platillo preparado en bandeja con sabores dulces y salados

Lidey Heuck
·4  min de lectura
Salchichas en bandeja con manzanas y echalotes caramelizados, un platillo sustancioso con sabores dulces y salados que puede prepararse en menos de una hora, en Nueva York, el 18 de noviembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Testani/The New York Times)
Salchichas en bandeja con manzanas y echalotes caramelizados, un platillo sustancioso con sabores dulces y salados que puede prepararse en menos de una hora, en Nueva York, el 18 de noviembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Testani/The New York Times)

Enero suele ser un mes para “recomenzar” en la cocina: una época emocionante para el brócoli y la espinaca, y menos para el filete de res y los roles de canela. Pero luego de casi un año de cocinar en una pandemia y una época festiva no tan festiva, quizás una mejor meta para el 2021 sea solo encontrar maneras más fáciles de llevar la comida a la mesa.

Para eso existen los platillos cocinados en bandeja para hornear. No es un concepto nuevo, solo es una excelente manera de cocinar. Y esta receta de salchichas con manzanas y echalotes caramelizados es de lo mejor que puedes hacer en una bandeja. Únicamente se necesitan seis ingredientes (además de sal y aceite de oliva) y ni siquiera necesitas un tazón para mezclar, lo cual te permite preparar una cena o comida deliciosa sin que tengas que invertir mucho tiempo en comprar, picar y limpiar.

Las manzanas y los echalotes llegan primero a la bandeja para asarse y suavizarse un poco antes de revolverlos con el romero y la mostaza de grano entero. Las salchichas se colocan encima y todo se hornea junto hasta que los echalotes se hayan caramelizado y las manzanas estén suaves y dulces. Un chorrito de vinagre de sidra de manzana realza el sabor y ayuda a contrarrestar lo grasoso del platillo.

Esta receta funciona bien con salchichas italianas de cerdo picantes o dulces, o con salchichas crudas de pollo o pavo. Pero no uses salchichas precocidas: parte del atractivo del platillo es la manera en que sus jugos sazonan las manzanas y los echalotes mientras se asan. Por cierto, una mezcla de manzanas dulces y ácidas, es decir, rojas y verdes, queda bien aquí, aunque la receta es apta para la mayoría de las variedades (solo evita manzanas con pulpa tierna, como las McIntosh, que se deshacen completamente al cocerse). Podrías sustituir el romero con tomillo fresco si eso es lo que tienes a la mano.

Para una cena ligera, sirve todo con una ensalada verde –quizás una mezcla invernal de arúgula (rúcula) y radicchio— y acompaña con un vino blanco de cuerpo medio o una sidra fresca y robusta. O, para una cena más contundente que sea un guiño a un platillo clásico de bistró francés, sirve las salchichas, manzanas y echalotes sobre lentejas beluga o de Puy cocidas con ajo y laurel.

Sin importar cómo lo sirvas, este platillo es un recordatorio de que “entre menos, mejor” y de que una comida con pocos ingredientes y aún menos cacerolas sin duda es lo óptimo entre semana.

Salchichas en bandeja con manzanas y echalotes caramelizados, un platillo sustancioso con sabores dulces y salados que puede prepararse en menos de una hora, en Nueva York, el 18 de noviembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Testani/The New York Times)
Salchichas en bandeja con manzanas y echalotes caramelizados, un platillo sustancioso con sabores dulces y salados que puede prepararse en menos de una hora, en Nueva York, el 18 de noviembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Testani/The New York Times)

Receta: Salchichas en bandeja con manzanas y echalotes caramelizados

Rinde para 4 porciones

Tiempo total de preparación: 50 minutos

6 echalotes sin los extremos y pelados (unos 170 gramos)

2 manzanas crujientes (preferiblemente una ácida, como la Granny Smith, y otra dulce, como la Fuji)

1 cucharada de aceite de oliva y más según se necesite

Sal kosher y pimienta negra

450 gramos de salchichas italianas dulces o picantes

3 ramitas de romero fresco

1 cucharadita de mostaza de grano entero

1 o 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana, al gusto

Perejil fresco picado para servir (opcional)

Preparación:

1. Calienta el horno a 218 grados Celsius. Corta los echalotes a lo largo en gajos de 1,2 centímetros de grosor. Descorazona las manzanas y córtalas en gajos de 1,2 centímetros de grosor. Coloca los echalotes y las manzanas en una bandeja para hornear, rocía con 1 cucharada de aceite de oliva, salpimienta y revuelve para que todo quede cubierto de aceite. Asa esta mezcla de 10 a 15 minutos, hasta que los echalotes empiecen a dorarse en los bordes.

2. Mientras tanto, pon las salchichas en un plato. Con un tenedor, pincha unos cuantos agujeros en cada salchicha. Rocía las salchichas con aceite de oliva y revuélvalas para cubrirlas bien del aceite.

3. Añade el romero y la mostaza a la bandeja con manzanas y echalotes y mezcla bien; luego distribuye todo en una capa uniforme. Coloca las salchichas en la bandeja sobre los demás ingredientes bien repartidas y ásalas durante 25 o 30 minutos; a media cocción voltea las salchichas y revuelve las manzanas y los echalotes para que se bañen con el jugo que sueltan las salchichas. Saca del horno cuando las salchichas estén doradas y tengan una temperatura de 71 grados Celsius y los echalotes estén tiernos y caramelizados.

4. Pasa las salchichas a una fuente de servir y desecha las ramitas de romero. Vierte el vinagre sobre las manzanas y los echalotes, mezcla bien y raspa los trozos dorados que hayan quedado pegados en la bandeja. Pasa a la fuente donde ya están las salchichas, espolvorea con perejil, si lo deseas, y sirve inmediatamente.

© 2021 The New York Times Company

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Salmón: un impresionante platillo principal con solo cinco ingredientes

Así nació el bolillo, conoce su historia

La dulzura de los vinos de Oporto

EN VIDEO: Las ‘peyoconchas’, no son alucinógenas, pero sí deliciosas