Una plataforma para helicópteros en el club de Trump en Florida será demolida

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 4 feb (EFE).- Una plataforma para helicópteros del club Mar-a-Lago de Palm Beach (Florida), de propiedad del expresidente de EE.UU. Donald Trump, será demolida cuatro años después de su construcción para facilitar el traslado del entonces mandatario.

La demolición, que costará unos 15.000 dólares, estaba prevista una vez el republicano no fuera presidente, según dijo el administrador de la ciudad, Kirk Blouin, al diario Palm Beach Daily News.

Detalló que la remoción no tiene nada que ver con las polémicas en las que está involucrado Trump, que enfrenta este mes un juicio político por el asalto del pasado 6 de enero al Capitolio por parte de trumpistas impulsados por el entonces presidente.

Según el diario, Trump, quien vive en su club desde el pasado 20 de enero cuando culminó su mandato de cuatro años, no había pedido mantener la plataforma de helicópteros.

"Nunca hicieron una solicitud para conservarla", dijo Blouin.

La residencia de Trump en Mar-a-lago ha encontrado la oposición de algunos vecinos, que señalan que está prohibida en virtud de un acuerdo de 1993 entre las ciudad y el ahora exmandatario cuando convirtió Mar-a-Lago de una residencia privada en un club.

Sin embargo, el abogado de la ciudad, John Randolph, en una carta enviada a los concejales señaló que si Trump es considerado un "empleado" del club (que podría serlo porque es el dueño del club), no tiene por qué tener problema en vivir allí.

"Si es un empleado de buena fe del Club, sin una restricción específica que prohíba al expresidente Trump residir en el Club, parece que el Código de Zonificación le permite residir en el Club", precisó Randolph.

El memorando, obtenido por el diario The Washington Post, señala que la cláusula al respecto se refiere a huéspedes del hotel que no pueden habitar Mar-a-Lago por un periodo anual superior a 21 días.

"Creo que este problema, por lo tanto, depende principalmente de si el expresidente Trump es un empleado genuino del club", escribió Randolph.

El litigio que involucra al expresidente, que en 2019 cambió su residencia oficial de Nueva York a Florida, será escuchado el próximo martes por las autoridades locales.

Para John Marion, abogado de Trump y Mar-a-Lago, la disputa "no tiene ningún mérito" porque el exmandatario es el propietario legal del club y la ciudad no especificó en el acuerdo que él no podía residir en la propiedad.

(c) Agencia EFE