La plataforma de criptomoneda Ethereum actualizará su protocolo de la cadena de bloques

·1  min de lectura

La red Ethereum completó la primera parte de su tan esperada fusión, que ha sido anunciada como el “mayor evento en la historia de las criptomonedas”.

Con esta fusión, la segunda criptomoneda más grande del mundo pasará de un sistema de prueba de trabajo a otro de prueba de participación, lo que reducirá su consumo de electricidad en varios órdenes de magnitud.

La transición significa que los mineros (o las computadoras que ejecutan el software) ya no necesitan verificar las transacciones en la red con acertijos matemáticos complejos, que requieren grandes cantidades de potencia informática.

En su lugar, las transacciones serán validadas por los propietarios del token de criptomoneda de Ethereum (ETH), que ponen en juego sus propias participaciones para validar y asegurar la red.

Para lograr esto, la red de Ethereum se bifurcará para crear dos cadenas de bloques separadas y dos criptomonedas competidoras (ETHW y ETHS).

Cualquiera que tenga Ethereum en el momento de la fusión verá la inclusión automática de ambos tokens en sus billeteras y cuentas en línea, y los desarrolladores de Ethereum esperan que se pueda llegar a un consenso para usar los tokens de prueba de participación.

La primera parte de la fusión, conocida como la bifurcación dura de Bellatrix, estaba programada para tener lugar a las 12:34 pm, horario de verano británico (7:34 am, hora del Este) del martes 6 de septiembre; mientras que la segunda y última parte de la fusión tendría lugar en algún momento entre el 13 y el 15 de septiembre.