La Plata: balean en la cabeza a un ciclista e investigan si fue con intención de robarle

LA NACION
·2  min de lectura

Mientras se acrecienta la preocupación de los ciclistas de La Plata por una seguidilla de hechos de robos contra ellos en la ciudad, a última hora de ayer un hombre de 30 años fue baleado en la cabeza cuando circulaba por el barrio La Loma y lucha por mantenerse con vida en el hospital San Martín. Los investigadores intentan determinar si el joven fue víctima de un intento de robo.

Según consigna el diario local El Día, Santiago Stirtz transitaba con su bicicleta por 47, entre 20 y 21, cuando recibió un disparo en el parietal derecho. Si bien, en principio, no le habrían robado nada, los vecinos que salieron a calle asustados por la detonación aseguran que fueron delincuentes, posiblemente a bordo de una motocicleta, los que atentaron contra la vida del joven con la intención de sustraerle sus pertenencias, entre ellas una guitarra.

Ginés González García, sobre Pfizer: "Nos pidieron condiciones inaceptables"

Interviene en la investigación la fiscal Cecilia Corfield, que solicitó el registro de las cámaras de la zona que podrían haber tomado las imágenes del hecho.

Movilización de ciclistas por seguridad

Bajo la consigna "No más robos de nuestras bicicletas", un grupo denominado Cicloturismo La Plata convocó para mañana una movilización y recorrida entre distintas comisarías de la ciudad. "No es contra la policía. Si no que es ahí donde vamos si nos roban", aclaran los convocantes a través de las redes sociales. La recorrida se iniciará en la plaza céntrica Moreno a las 20.

Una semana atrás, en el barrio porteño de Retiro, Dimitri Amiryan, de 37 años, era asesinado en un intento de robo cuando transitaba en su bicicleta junto a unos amigos. Ayer, y en reclamo de justicia y mayor seguridad, familiares y amigos de la víctima realizaron el trayecto entre el Congreso y el cruce de la avenida Madero y San Martín, donde ocurrió el crimen.

Allí colocaron una bicicleta blanca: desde hace tiempo es un símbolo sobre lo que deja la inseguridad por el mercado ilegal de venta de bicicletas. Otro hecho parecido despertó la conciencia seis años atrás. El 30 de julio de 2014 Pablo Tonello fue asesinado por un delincuente que le quiso robar su rodado cuando transitaba por Palermo. "El que compra una bici robada, dispara un arma", dijo, al conmemorarse un año de tal ataque, su padre Eduardo.

Los ciclistas están en alerta nuevamente: el robo de esos rodados se incrementó en los últimos meses y se disparó su precio de reventa.