Los planteos que Alberto Fernández le haría a Xi Jinping en el encuentro del G-20

Alberto Fernández y Xi Jinping, en febrero pasado, durante una visita del mandatario argentino a China; no hubo avances sobre lo pactado hace 9 meses
Alberto Fernández y Xi Jinping, en febrero pasado, durante una visita del mandatario argentino a China; no hubo avances sobre lo pactado hace 9 meses - Créditos: @Liu Weibing

BALI (enviada especial).– En medio de su visita a la 17 edición de la Cumbre del G-20, Alberto Fernández mantendrá mañana un encuentro bilateral con el presidente chino Xi Jinping, en una reunión que podría incluir reclamos que se vienen acumulando, de acuerdo a lo que adelantaron altas fuentes gubernamentales. El tema central que se abordará es el de los swaps, el mecanismo mediante el cual dos países se comprometen a intercambiar un monto de dinero en sus respectivas monedas por un plazo determinado. La posibilidad de concretarlos es fundamental para la Argentina, por los enormes problemas de reserva que atraviesa el país, pero desde febrero, cuando Fernández visitó China y hubo un compromiso de Jinping, no hubo mayores novedades y el Gobierno buscaría ahora que eso se revierta.

“Es un tema conversado, bastante avanzado, pero no cerrado”, resumió una alta fuente del Gabinete a LA NACION. Tras lo que agregó que precisamente “el primer punto para hablar, es la ampliación y el uso de los swaps”. En tanto que el segundo estará vinculado al dinero entregado por la Argentina a China para la construcción de las represas gobernador Jorge Cepernic y presidente Néstor Kirchner.

Alberto Fernández llegó a Bali para participar del G-20: turbulencias externas, dieta a rajatabla y la previa a horas intensas

En febrero, en Beijing, Jinping le ratificó a Fernández que había autorizado una ampliación del swap chino que forma parte del Banco Central, por 18.500 millones de dólares. Tras la promesa se aguardaba un incremento cercano a los 8000 millones de dólares. “Puedo anunciarles hoy que ayer he recibido la confirmación del Gobierno chino de que han accedido a nuestro pedido de ampliación y uso del swap en función de lo expresado en la declaración conjunta que firmáramos en mi visita oficial” a Beijing, dijo Fernández el 1° de marzo, en la Apertura de la Asamblea, pero no hubo novedades desde China.

El presidente francés Emmanuel Macron da la bienvenida al presidente Alberto Fernández para una cena en el Hotel Sofitel en Nusa Dua en la isla turística indonesia de Bali
El presidente francés Emmanuel Macron da la bienvenida al presidente Alberto Fernández para una cena en el Hotel Sofitel en Nusa Dua en la isla turística indonesia de Bali - Créditos: @LUDOVIC MARIN

Jinping viene fuerte, tras haber sido reelecto recientemente para su tercer mandato y también sumó en las últimas horas, una bilateral con el presidente estadounidense, Joe Biden, en la antesala del inicio de la Cumbre, en esta ciudad. Desde que Biden asumió la presidencia, ambos habían hablado cinco veces por teléfono y una por teleconferencia, mientras que personalmente se vieron por única vez en 2017, cuando Biden era el vice de Barack Obama.

El otro malestar que hay con China es que es el segundo socio comercial de Argentina, pero la balanza siempre se inclina hacia el lado de ellos. “En los últimos diez años, el déficit comercial da lo mismo que toda la deuda externa”, describió otra de las fuentes consultadas, visiblemente molesto con el tema. Tras lo que consideró que la “solución de largo son cinco años para equilibrar esa balanza” luego de lo cual agregó: “Si tiene de verdad esa relación de hermandad lo que tiene que hacer es suscribir bonos argentinos soberanos emitido en yuanes para financiar el déficit de balanza que tenemos”.

La otra opción, consideró una fuente oficial, es que “o amplían el swap a comercio o compran bono. Hoy el swap es un cuento chino. El swap solo se puede usar para compensar valor con Basilea”, agregó visiblemente molesto.

El otro punto de diferencia está vinculado al dinero entregado por la Argentina para la construcción de las represas en Santa Cruz, sobre las que en octubre pasado funcionarios nacionales y chinos acordaron la reactivación de los millonarios desembolsos para la finalización.

“Que paguen lo que deben de las represas: 1288 millones de dólares”, completaron. Tras lo que explicaron que por contrato: la obra se licita con financiamiento, mecanismo de desembolsos previo. “No se cumplieron ninguna de las dos cosas. El estado puso 288 millones, más de cuatro mil empleos. Mil es lo que tiene que desembolsar para el próximo tramo de obra 52 proyectos mineros e hidrocarburos tiene china en argentina. Así no podemos seguir”, completaron. “Desde lo económico se va a plantear esto. Es una relación desigual en la cual solo se beneficia China”, agregaron.