Plantean a periodistas cuestionar narrativas y verificar información

Por Roxana Romero

México, 29 Feb (Notimex).- Es necesario empezar a ver más allá de la narrativa hegemónica para conocer la realidad y entender cuáles son las "fuerzas de campo" en el país, pues el mal periodismo genera imaginarios que benefician a quienes tienen el poder, se señaló durante el conversatorio Periodismo Crítico y Protección a Periodistas.

En las instalaciones del Museo de Memoria y Tolerancia, Sergio Rodríguez Blanco inició el conversatorio con el tema de las "fake news" y argumentó la imposibilidad de que existan noticias falsas: si algo que se publica es falso, entonces se trata de una mentira y no de una notica.

Ambos sostuvieron que las propias instituciones dominan y generan definiciones que son reproducidas por los periodistas y que, finalmente, construyen una narrativa hegemónica.

El trabajo del reportero es siempre cuestionar esa narrativa, puesto que el trabajo periodístico es una gran responsabilidad porque se vuelve documento histórico.

Los participantes pusieron como ejemplo una nota sobre la violencia generada por el narcotráfico en México en la cual la información publicada por el medio internacional no está verificada, lo cual genera un imaginario de terror y violencia.

"Partimos del prestigio de los medios, pero no nos ponemos a pensar cómo funciona el sistema de corresponsales y enviados especiales. Este trabajo (la nota analizada) reproduce un discurso y crea un imaginario de un territorio donde reina la violencia y vuelan cadáveres", refirió Rodríguez Blanco.

Federico Mastrogiovanni, coordinador del programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamerica, por su parte, reiteró la importancia de verificar toda la información que esté por publicarse. La verificación, dijo, es la médula del trabajo periodístico.

Aunado a la corroboración, añadió Sergio Rodríguez, debe ir también el criterio del periodista para generar su agenda propia e identificar qué temas son del interés público, puesto que el periodismo es el engranaje fundamental en la democracia y una manera de darle herramientas a la población para crearse su propio criterio.

"El mal periodismo genera imaginarios que mantienen el estatus quo, que los que tienen el poder lo sigan teniendo, porque interesa que cierta información no se verifique tanto. Genera espacios donde vamos excluyendo poblaciones, eso es algo grave detrás de una fake news”, expresó Rodríguez Blanco.

Para evitar la creación de imaginarios en los que se modifique el discurso original de lo que se quiere documentar, ambos resaltaron la importancia de contextualizar acerca del tema que se está trabajando, así como cuidar el uso de las fuentes anónimas.

En el último caso es necesario documentar y comprobar todo lo que el entrevistado cuenta porque lo publicado recae en el periodista que firma la nota.

-Fin de nota-

 

 

NTX/RRG/MMH