Plantan árbol para festejar la "Noche Victoriosa"

CIUDAD DE MÉXICO, julio 1 (EL UNIVERSAL).- Con la plantación de un ahuehuete, autoridades de Iztapalapa celebraron la "Noche victoriosa", es decir, la Noche Triste, cuando el 30 de junio de 1520 el ejército español se vio superado por las fuerzas de los mexicas.

El árbol fue plantado este marets en el Jardín Cuitláhuac, en honor al emperador mexica del mismo nombre que ascendió al trono días antes del 30 de junio de hace 500 años, debido al fallecimiento de su hermano Moctezuma II. Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa, exhortó a que Cuitláhuac, señor de Iztapalapa, sea conmemorado cada 30 de junio porque "triunfó sobre Hernán Cortés".

"Se cumplen 500 años de la victoria de los mexicas y no lo olvidemos, de los iztapalapenses, y sus aliados comandados por el tlatoani Cuitlahuatzin (como también se le conoce a Cuitláhuac), sobre los invasores dirigidos por Cortés, nos reunimos aquí para convocar a aquellos abuelos victoriosos, en el primero de los muchos momentos luminosos que ha tenido la larga lucha de resistencia contra el saqueo, la depredación y el abuso sobre nuestro pueblo, que es lo que se llama la Conquista", declaró la alcaldesa de Iztapalapa.

La funcionaria agregó que a Cuitláhuac no lo vencieron las armas, sino la epidemia, y que el gobernante mexica "ha sido objeto del olvido y de la colonización de nuestra historia y de nuestras conciencias" y por ello decidieron plantar el árbol, al que definió como "el bisnieto del árbol generoso, del ahuehuete de Popotla, que sirvió de consuelo a los derrotados de la noche victoriosa".

José Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura capitalino, definió a Cuitláhuac como "el gran vencedor de la famosa 'Noche de la Victoria'" y pidió reconocer la fortaleza de las fuerzas indígenas.

"Olvidémonos ya, rompamos con esas leyendas de lágrimas y tristezas, reconozcamos la fortaleza, el valor, la pujanza del pueblo mexica-tlatelolco que supo darle frente a los invasores. Es momento también de reconocer que si no hubiese sido por la viruela, seguramente la Conquista no hubiese sido ni tan fácil ni tan sencilla como fue de manera cruel, atacar a un pueblo que moría de hambre y moría por una enfermedad desconocida", dijo el secretario.

Los funcionarios también anunciaron que a finales de año será presentada una cantata dedicada a Cuitláhuac que fue compuesta por Samuel Maynez.