Carolina del Sur aprueba ley antiaborto, pero grupo la frena

JEFFREY COLLINS
·2  min de lectura
El presidente de la Cámara de Representantes de Carolina del Sur, Jay Lucas, republicano por Hartsville, toma la palabra en la cámara baja el jueves 18 de febrero de 2021 en Columbia, Carolina del Sur. (AP Foto/Jeffrey Collins)

COLUMBIA, Carolina del Sur, EE.UU. (AP) — El gobernador de Carolina del Sur promulgó el jueves una ley que prohíbe la mayoría de los abortos, una de sus principales prioridades desde que asumió el cargo hace más de cuatro años. La organización Planned Parenthood interpuso inmediatamente una demanda, impidiendo así que la ley entrara en vigor.

La llamada “Ley de protección del latido del feto de Carolina del Sur” es similar a leyes de restricción del aborto que han aprobado anteriormente una decena de estados. Todas están atascadas en los tribunales. La ley federal, que tiene prioridad sobre la ley estatal, permite actualmente el aborto.

“Hay un montón de corazones felices latiendo en toda Carolina del Sur en este momento”, proclamó el gobernador republicano Henry McMaster durante una ceremonia a la que asistieron los legisladores que hicieron realidad el proyecto de ley.

La cámara baja estatal aprobó el proyecto de ley por 79 a 35 el miércoles, después de horas de testimonios emotivos de partidarios y opositores, y dio la aprobación final el jueves.

Momentos después de la segunda votación del jueves, Planned Parenthood anunció que estaba entablando su demanda. La llamada “Ley de Latido Fetal y Protección contra el Aborto en Carolina del Sur” es “descaradamente anticonstitucional”, sostuvo Jenny Black, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood South Atlantic.

Quienes se oponen al aborto tratan de llevar el caso ante la Corte Suprema con la esperanza de que —al contar con tres jueces asignados por el expresidente republicano Donald Trump— el máximo tribunal revierta el fallo Roe v. Wade, una decisión de 1973 que respalda los derechos al aborto.

Black subrayó que la Corte Suprema determinó previamente que interrumpir el embarazo es legal hasta que un feto es viable fuera del útero, meses después de que pueda ser detectado un latido.