Los planes de expansión de Ualá: mientras busca comprar Wilobank, la fintech argentina ingresa en el negocio de los seguros, avanza en México y contratará 750 personas en el país

Esteban Lafuente
·7  min de lectura
"El dinero físico seguirá siendo un derecho constitucional, pero no habrá muchos que vayan a usar efectivo en 10 años”, dice Pierpaolo Barbieri, creador de Ualá
"El dinero físico seguirá siendo un derecho constitucional, pero no habrá muchos que vayan a usar efectivo en 10 años”, dice Pierpaolo Barbieri, creador de Ualá

Pagos. Transferencias. Tarjeta de débito para compras en negocios físicos. Inversión en pesos. Y ahora, seguros. Ualá, la fintech argentina que creó Pierpaolo Barbieri y que inició gestiones para concretar la compra del banco digital Wilobank expandió su ecosistema al incorporar la posibilidad de que sus usuarios contraten seguros y otros servicios de la firma Willis Towers Watson.

“Esto nos permite proyectar nuestro negocio y hacer disponibles nuevos beneficios a nuestro ecosistema”, dijo Barbieri a LA NACION sobre el lanzamiento. Se trata de un nuevo vertical de negocio para la plataforma, que permitirá a sus usuarios contratar seguros de asistencia a mascotas, salud, seguro al celular y seguro de compras. Así, la fintech fundada en 2017, y que recibió inversiones de George Soros, Goldman Sachs y los gigantes asiáticos Tencent y Softbank, incorpora un producto disponible para sus más de 2,7 millones de usuarios en el país.

Este año, la empresa apunta a contratar a 750 personas en el país para duplicar su plantel local y llegar a los 1500 profesionales. Según anunció Barbieri en una reunión difundida por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, el plan comprende una inversión de $5700 millones.

Cerca del 80% de las empresas fintech cuentan con menos de 50 empleados y sólo el 10% emplea a más de 100 personas.
Cerca del 80% de las empresas fintech cuentan con menos de 50 empleados y sólo el 10% emplea a más de 100 personas.


Cerca del 80% de las empresas fintech cuentan con menos de 50 empleados y sólo el 10% emplea a más de 100 personas.

“Hace un año venimos estudiando qué necesitan los usuarios y esta es una alianza que refleja eso. Son todas cosas muy cercanas a nuestro perfil demográfico”, dice Barbieri, quien detalla que el 65% de los usuarios de la app tiene menos de 65 años y que el 70% vive fuera del AMBA. En ese contexto, advierte que las herramientas de pago digital todavía tienen margen de crecimiento y argumenta que América Latina tiene índices de penetración muy bajos en comparación con otros mercados.

Según publicó la agencia Bloomberg, Ualá “fue valuada entre US$850 y US$950 millones luego de la última ronda de inversiones de noviembre de 2019″, con lo cual habría quedado a las puertas de ser un próximo unicornio.

-¿Cómo se dio esa expansión fuera de Buenos Aires?

-Nosotros pensamos que cuanto más lejos estás de una sucursal bancaria, más cerca está Ualá, porque es 100% digital, accesible desde cualquier lugar mientras haya internet o datos de telefonía disponible. A menos de 72 horas de lanzar, ya teníamos gente en todas las provincias. Hoy superamos los 2,7 millones de usuarios y siempre hemos crecido mucho en el interior.

-¿Y en cuanto a género?

-Hoy estamos en un 54% hombres y 46% mujeres. En nuestros primeros meses era 72% hombres, y eso ha venido siendo un foco de trabajo para atraer más mujeres al ecosistema. Hay una gran oportunidad de expansión. También en nuestro equipo de Ualá, el 47% son mujeres.

La Argentina ha mostrado un crecimiento exponencial del sector fintech en los últimos cinco años
La Argentina ha mostrado un crecimiento exponencial del sector fintech en los últimos cinco años


La Argentina ha mostrado un crecimiento exponencial del sector fintech en los últimos cinco años

- ¿Cuál es el análisis sobre la evolución del sector fintech en la Argentina?

-La innovación depende de un ecosistema que esté abierto y sea competitivo. El sistema financiero argentino después de décadas de poca competencia e innovación, en los últimos años tuvo un gran despegue con grandes opciones, desde bancos digitales como Banco del Sol, Wilobank o Brubank o fintech como Ualá, Mercado Pago, Naranja X o tantas otras. Eso es más competencia. Cuando hay competencia, ganamos todos. Apoyamos esa versión del capitalismo que sea abierto, competitivo y más transparente. Eso sube la vara para todos.

-¿Y qué margen hay para que siga creciendo?

-Cuando nosotros lanzamos, el 50% de la población nunca había pagado con otro medio de pago que no fuera el efectivo. La oportunidad de la digitalización es ir hacia un sistema más inclusivo y abierto. Eso permite generar una historia crediticia al usuario. Hace 10 días lanzamos la posibilidad del pago en cuotas para 100.000 personas. El área de cobros en Ualá creció un 88% de febrero a marzo. La oportunidad de crecimiento es gigante.

-¿Cuántos empleados tiene Ualá hoy?

-Somos 750 en total, con 650 en la Argentina, alrededor de 50 en México, dos oficinas de desarrollo y otros puestos remotos. En total son 11 nacionalidades.

-¿Cómo impacta el contexto macroeconómico local y cuál es el efecto de la la pandemia para el desarrollo de este negocio?

-Más allá de la dificultad para operar en los últimos 13 meses de pandemia, donde la mayoría del tiempo estuvimos 100% remotos, seguimos creciendo, apostando al trabajo desde la Argentina con una proyección internacional. En ese sentido, vemos una aceleración en la digitalización que es necesaria para América Latina. Nosotros estamos muy atrás de China, donde más del 65% de las transacciones son digitales. En los Estados Unidos llega al 40%, en Europa es el 50% y acá es menos del 20%. Es un continente donde más del 50% de los adultos o más nunca tuvo otro medio de pago que el efectivo y gracias a propuestas como Ualá, o en realidad de todo el ecosistema, tiene más alternativas y más competencia. Y no sirve pasar de 20% a 50% si seguimos con un 50% excluido. Así, pierden las empresas y las sociedades en conjunto.

Pierpaolo Barbieri, de Ualá
Pierpaolo Barbieri, de Ualá


Pierpaolo Barbieri, de Ualá

-¿Cuál es su visión sobre la regulación del mercado local? ¿Qué falta?

-No soy quién para opinar porque eso depende del regulador. En la Argentina tenemos algunas de las regulaciones más abiertas y competitivas del mercado. Una clave del sistema es la interoperabilidad del CBU (para cuentas bancarias) y el CVU para cuentas virtuales, y me da tristeza que algunas instituciones no respeten lo que dice la normativa sobre la igualdad. Pero creo que lo que era reticencia hace unos años ahora es el deseo de todo el ecosistema en general de armar sistemas más transparentes y digitales. Gente que nunca creyó que lo digital podía funcionar ahora diseña y propone servicios que le hacen competencia, y me parece que eso mejora el ecosistema y sube la vara para todos. Celebro la competencia y me tomo el trabajo de felicitar lanzamientos o innovaciones, incluso de instituciones que no nos querían mucho.

-Hay una dinámica distinta entre empresarios o líderes de negocios. Interactúan en redes, se elogian, se critican. ¿Cómo lo analizás?

-No voy a hablar por otros. Sí voy a decir que celebro la innovación en el sector. Desde la aparición de Naranja X a Modo, que es una alianza de bancos, y obviamente Mercado Pago. Me llena de orgullo competir con el producto de la empresa más exitosa nacida en la Argentina que triunfa en el mundo. Filosóficamente nos debería recordar a todos que el verdadero capitalismo es competencia y no que cada uno tenga su pequeño monopolio cerrado.

-Con la digitalización y las fintech, muchos usuarios ingresaron también a la inversión. ¿Cómo fue la evolución del FCI de Ualá?

-Tenemos más de un millón de usuarios invirtiendo en el fondo que tiene Ualá con SBS. Ya es el segundo fondo más grande no bancario de la Argentina y tiene 14 meses. Y el 50% de los usuarios nunca había invertido antes en un instrumento en pesos. Es un gran éxito que no es solo inclusión sino educación financiera. Eso nos acerca al objetivo de tener una moneda donde la gente sienta que puede invertir y no depender de la moneda extranjera.

-¿Tienen planes de incorporar el QR como medio de pago para transacciones con Ualá?

-De todos los medios de pago digitales, el 90% de las transacciones pasa por las tarjetas, entonces nosotros empezamos por ahí. Y en cobros, crecemos con el link de pago y acabamos de vender el MPos, el dispositivo para realizar cobros. En un par de días, se sumaron 15.000 personas para recibirlo. Esperamos crecimiento con ese lanzamiento.

-¿Cuáles son los planes de expansión?

-No hablamos de lo planificado sino de lo que hacemos. México como mercado es tres veces la Argentina. Lanzamos hace poco más de cuatro meses y ya emitimos más de 100.000 tarjetas. El plan es escalar México y consolidar la operación local. No hay planes inmediatos de expandirnos a otros países.