Planes de Austria para eludir el final del tránsito de gas de Rusia por Ucrania

Austria contemplaría la posibilidad de eludir el final del tránsito de gas de Rusia, por Ucrania, para asegurarse el suministro en el futuro. El plan consistiría en pedir gas ruso por su cuenta, y transportarlo a través del gasoducto ucraniano. Se haría independientemente del fin del contrato de suministro con la compañía ucraniana Naftogaz.

"El gasoducto físico sigue disponible, lo que significa que el gas puede seguir fluyendo, pero con otros socios contractuales. Si ahora llega un actor del mercado europeo y dice: 'me gustaría reservar el gasoducto para transportar gas aquí', entonces, no existe relación contractual directa entre Naftogaz y Gazprom, por lo que se cumplen las nuevas condiciones", declara Alfons Haber, director del regulador austriaco 'E-Control'.

La directiva de Naftogaz ha declinado conceder una entrevista, pero en un comunicado ha señalado a Euronews que "no tiene intención ni iniciativa de prorrogar el contrato de suministro existente, a partir de 2025". Así, añade que "apoyar a Rusia mediante la compra de su gas durante la guerra es absurdo".

No está claro si Austria podrá utilizar el gasoducto ucraniano por su cuenta a partir de 2025. La UE ha criticado repetidamente a la república alpina por depender del suministro energético de Moscú.

"Para sustituir el gas de Rusia, procedente del Este, en el futuro, Austria quiere importar gas del Oeste. Para ello son necesarias las obras del gasoducto a Alemania, que sin embargo, aún no han comenzado y no estarán terminadas antes de 2027. Es decir, con dos años de retraso. Debido a esta negligencia, Austria podría seguir dependiendo de Rusia y Ucrania", concluye el corresponsal de Euronews en Viena, Johannes Pleschberger.