“Plan Platita”: las provincias oficialistas son las más beneficiadas con los giros del Ministerio de Desarrollo Social

·2  min de lectura
El presidente Alberto Fernández se saluda con el gobernador Axel Kicillof, en el homenaje a Néstor Kirchner en el CCK
GPBA

Los gobernadores e intendentes opositores están que braman. En las últimas semanas de campaña, el Ministerio de Desarrollo Social abrió el grifo del gasto público para repartir, de manera discrecional, recursos millonarios entre las provincias y los municipios “amigos” -advierte la oposición- para intentar revertir la derrota electoral de las últimas primarias. El caso más resonante es, una vez más, Buenos Aires: hacia ella van dirigidos los esfuerzos económicos del Gobierno.

En efecto, casi la mitad de los fondos (el 46,6%) que se giraron en concepto de transferencias a las provincias desde la cartera que conduce Juan Zabaleta tuvieron como destino final el bastión kirchnerista que conduce el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Según surge de la información oficial de la ejecución presupuestaria que difunde el Ministerio de Economía, de los $16.474 mil millones que se distribuyeron para la asistencia social, a Buenos Aires se le asignaron $8973 mil millones y ya devengó $6452 millones.

Elecciones 2021: la posible derrota del Gobierno abre interrogantes sobre el futuro del gabinete, en particular del equipo económico

Similar preferencia se observa en los giros de transferencias dirigidos desde el Ministerio de Desarrollo Social a las organizaciones sociales y a los municipios. De los $1078 millones que ya fueron girados, el 78,5% correspondió a municipios bonaerenses. El Gobierno no les escatima dinero: la partida total que se les asignó a los caciques del principal distrito del país suma $13.615 millones, casi cinco veces más que la partida original del presupuesto.

El contraste con el resto de las provincias es llamativo. Sobre todo con aquellas de signo opositor. Dos de las provincias más beneficiadas con el giro de transferencias a provincias desde la cartera de Desarrollo Social son Tucumán y Chaco. Al bastión del jefe de gabinete y exgobernador tucumano, Juan Manzur, se le destinaron casi $839 millones, el 6,1% del total devengado, mientras que a la provincia que conduce Jorge Capitanich se la benefició con $1060 millones, el 7,7% del total. Muy lejos están Córdoba –el “territorio hostil”, como calificó el presidente Alberto Fernández-, con el 2,9%; Mendoza, con el 2,3%; Corrientes, con el 0,3%, y Jujuy, con el 3,1%, estas tres últimas gobernadas por Juntos por el Cambio.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta
Prensa Movimiento Evita


El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta (Prensa Movimiento Evita/)

La oposición denuncia que esta discriminación en el reparto de los recursos públicos no es exclusiva del Ministerio de Desarrollo Social. Sostiene que también la cartera del Interior, que conduce Eduardo de Pedro, distribuye de manera arbitraria los llamados Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

En cuanto al reparto entre las organizaciones sociales, las asociaciones recibieron, hasta el término del tercer trimestre de este año, $2058 millones; les siguen las cooperativas, con $1593 millones y, finalmente, las organizaciones sin fines de lucro, con $914 millones. En total, los tres rubros sumaron en esos meses $6582 millones, a razón de $24 millones por día. Según un informe realizado por LA NACION, las organizaciones civiles cercanas al oficialismo fueron las más beneficiadas en el reparto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.