Un padre y su hijo están ejecutando en solitario un plan para salvar a Siberia del deshielo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El permafrost cubre el 65% de la masa continental de Rusia, pero cada vez se está descongelando a mayor velocidad amenazando a viviendas e infraestructuras. Los daños podrían ascender a 84.000 millones de euros de aquí a 2050 si el ritmo actual del calentamiento global se mantiene, según los científicos.

El geofísico Sergey Zimov trabaja junto a su hijo, Nikita, para frenar el deshielo en la República de Sajá, en la remota Siberia. Cerca de la ciudad de Chersky han creado el Parque Pleistoceno, una reserva natural con la que quieren ganarle espacio a los bosques de taiga y tundra, que condensan el calor y ayudan a que se derrita el permafrost, para reinstalar el ecosistema de la Edad de Hielo.

En la reserva comenzaron a introducir grandes herbívoros como bisontes, caballos o camellos que pisotean la nieve haciéndola más compacta para que el frío llegue al suelo y conserve el permafrost. Su surrealista y ambicioso plan incluye el traer al parque en un futuro no demasiado lejano mamuts, animales que otros científicos esperan resucitar de la extinción con nuevas técnicas genéticas.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.