Cómo es el "Plan Marshall criollo", la iniciativa de Juan Grabois que elogió Alberto Fernández

iProfesional
·3  min de lectura

El dirigente social Juan Grabois propone poner en marcha un proyecto que definió como "Plan Marshall Criollo", en alusión al accionar de posguerra con el que se reconstruyó el Viejo Continente, y que contempla, entre otras acciones, poblar las zonas rurales del país.

Este viernes el presidente Alberto Fernández apoyó la iniciativa: "La idea base de Juan Grabois, de buscar tierras fueras de los centros urbanos para que la gente se asiente y los explote, es una idea a tener en cuenta; no es descabellada. Es para volver a recuperar la habitabilidad del campo", dijo el primer mandatario.

seffssd
seffssd

"La idea base de Juan Grabois, de buscar tierras fueras de los centros urbanos, no es descabellada", dijo el mandatario

Idea a tener en cuenta

El Presidente conoce el proyecto del referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que formalmente se denominó "Plan de Desarrollo Integral Humano".

El 10 de agosto pasado, Grabois presentó formalmente la iniciativa en un acto que encabezó junto a Gerardo Martínez (UOCRA), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Pablo Moyano (Federación de Camioneros) y referentes de SMATA, UTEP, Barrios de Pie y el Frente Popular Darío Santillán, entre otros.

Ya en mayo pasado Grabois se encargó de adelantarle su propuesta al presidente Fernández, en el marco de una reunión que el Presidente encabezó en la residencia de Olivos con los integrantes del Triunvirato de San Cayetano.

"Queremos un plan Marshall criollo. Tierra, techo y trabajo pero concreto, contundente masivo y transparente", dijo Grabois en aquella oportunidad.

fssfsfs
fssfsfs

fLa iniciativa busca promover formas no contaminantes de producción

Punto por punto

En lo formal, el proyecto propone:

- Crear 4 millones de puestos de trabajo social y 170 mil empleos registrados regulados por convenio colectivo

- Promover la integración urbana de los barrios populares, el acceso al suelo y a la vivienda social;

- Repoblar la Argentina, a través de nuevas ciudades, pueblos jóvenes, comunidades rurales organizadas y cinturones hortícolas protegidos y desarrollar nuevos emplazamientos industriales a través de una planificación territorial que contemple nuevos esquemas de transporte multimodal.

Otro de sus objetivos es "encarar la transición energética y desarrollar formas no contaminantes de producción para avanzar hacia un programa de ecología integral".

Respecto a la "repoblación de la Argentina", el plan de Grabois busca generar "acceso al lote propio o arriendos social en tierras fiscales para comunidades rurales organizadas".

En un escrito de 39 páginas, Grabois desarrolló sus fundamentos y detalló cómo se llevará adelante ese accionar que aspira a igualar a la reconstrucción de la Europa de posguerra que promovió Estados Unidos con una colosal inyección de recursos y que se extendió durante media década.

"El Plan Marshall catalizó lo que la profesora Beatriz Rajland llama el pacto keynesiano. Los capitalistas renunciaban a una parte considerable de su ganancia y el movimiento obrero renunciaba a la confiscación de los medios de producción. En la Argentina, el peronismo recreó este pacto a pesar de la resistencia ciega de las élites oligárquicas, agroexportadoras y librecambistas", opinó Grabois en una reciente columna de opinión que publicó en Infobae.com.

La propuesta hasta incluye la creación de "un fondo de ahorro en moneda nacional orientado a los trabajadores y clase media que a tasa de interés del mercado financiero".

Además, plantea la creación del "Fondo Fiduciario Mugica para financiar el desarrollo del plan y los módulos de trabajo comunitario asociados". Según explican, "se trata de una inversión de 750.000 millones de pesos anuales con retorno fiscal del 33%".