Este es el plan de contingencia de la UNAM contra el coronavirus

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aplicará un plan de contingencia ante el coronavirus, el cual implica: suspender actividades multitudinarias, cerrar las facultades y escuelas donde se presenten casos de estudiantes contagiados, así como planear clases en línea.

Integrantes de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus dieron a conocer que a partir del 23 de marzo se suspenderán seminarios, simposios, eventos y entregas de diplomas, así como reuniones grandes de personas; al igual que los viajes internacionales que realicen estudiantes y académicos; también dejará de recibir a estudiantes provenientes del extranjero.

"En la universidad a partir del 23 de marzo vamos a tener una suspensión de algunas actividades que congregan multitudes. Vamos a dejar de tener seminarios, simposios, eventos, entregas de diplomas, juntas grandes. Todo eso se va a suspender.

"De la misma manera se van a cancelar paulatinamente, a partir del 19, los viajes internacionales. En el ámbito de la universidad, para seguridad de los estudiantes, académicos y trabajadores consideramos que es conveniente dejar de recibir estudiantes y que dejen de salir estudiantes", dijo Samuel Ponce de León Rosales, coordinador de la Comisión y titular del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS).

De manera adicional, la Universidad, a través de sus facultades, escuelas e institutos, está comenzando a planear actividades académicas en línea de acuerdo a como se vaya desarrollando la contingencia. La aplicación de estas medidas se podría retrasar todavía durante algunas semanas, pero la institución ya prepara sus planes para entrar en acción en cuanto avance la transmisión del Covid-19.

"En el campus de aquí y los demás campus fuera de Ciudad Universitaria, en todas las escuelas. Vamos a iniciar estas actividades ya. La preparación se tiene que dar desde ahora en términos de que hay que empezar a planear materiales y comunicaciones. Lo de los viajes se tiene que ver desde ahorita para que se haga efectivo a partir del 23 (de marzo)", agregó.

Los científicos de la comisión reconocieron que dado que el nivel de transmisión en el país, todavía no es comunitario, por lo que es posible tener tiempo para continuar planeando estas medidas. Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina, explicó que la UNAM tiene un peso nacional lo que también se ha visto en otros países; cuando en Estados Unidos se determinó el cierre de la Universidad de Harvard, otras instituciones educativas comenzaron a suspender sus actividades también.

Esperaron que con la llegada de la Semana Santa se reduzca el contacto social y con ello, la posibilidad de contagio.

"Esto genera una crisis, hay muchos (estudiantes) que no saben qué hacer o que no tienen opciones, por eso es mejor decirles desde ahorita: 'empiecen a prepararse'.

"Con esto estamos planteando a profesores y estudiantes que definan cómo se van a comunicar en caso de necesidad, cómo le van a hacer para mantener sus actividades académicas si no pudieran venir a los salones", detalló.

La suspensión de clases no se haría de manera generalizada sino de acuerdo a como se fueran presentando los casos. De esta forma, si una escuela reporta que tiene un alumno que se demuestra positivo, se notifica.

"Si hay un segundo, la escuela va a cerrar mínimamente 14 días pero en términos de la Universidad, realmente se tendrá que evaluar paulatinamente conforme vayan ocurriendo los casos y las noticias", finalizó.