Las pistas que demuestran que el príncipe Harry está pensando ya en un segundo hijo

HOLA.COM

Esta semana, los duques de Sussex se han dejado ver varias veces en público. Lo hicieron este jueves en el Campo del Recuerdo, donde honraron a los soldados británicos caídos en acto de servicio y, un día antes, sorprendiendo a las familias de los militares habitantes de Windsor, como parte de los actos de la Semana del Recuerdo. Así, el príncipe Harry y Meghan Markle visitaron el centro Broom Farm, ubicado en el corazón de la urbanización del ejército, muy cerca de su residencia de Frogmore House. Allí, en ese ambiente distendido y familiar, el matrimonio dieron detalles del pequeño Archie, pero también el duque dejó entrever que ya piensa en ampliar la familia.

VER GALERÍA

El príncipe Harry habla de un segundo hijo

Además de desvelar que su hijo está comenzando a gatear y que ya le han salido dos dientes, el nieto de la reina Isabel II de Inglaterra aprovechó para mostrar su interés sobre un tema que vendría a demostrar que ya estaría pensando en tener un segundo hijo con Meghan Markle. En concreto, preguntó a algunos de los padres que tienen varios hijos que cómo era afrontar la llegada de un segundo hijo. "Estaba muy interesado en cómo se viven las cosas con un segundo hijo, porque nosotros tenemos ya hijos mayores", reconoció a People Sussie Stringfellow, una de las madres que pudo conversar con la pareja real. "Nosotros tratábamos de alentarlo a tener otro bebé", añadió al respecto.

Además de dar estas pistas que vendrían a confirmar que los duques de Sussex no descartan ampliar la familia en un futuro cercano, ambos charlaron con los militares sobre los desafíos a los que se enfrentan las familias que tienen a alguno de sus miembros en misión militar, así como de las redes de apoyo con las que cuentan durante los despliegues en el extranjero. "No puedo ni imaginar lo que es estar fuera, ya que cambian tan rápido", comentó al respecto el príncipe Harry.

VER GALERÍA

El príncipe Harry habla de un segundo hijo

Las apariciones del matrimonio de esta semana probablemente sean las últimas que protagonicen antes del parón de seis semanas con el que se mantendrán alejados del foco mediático. Será entonces cuando viajen hasta Los Ángeles junto a Archie para disfrutar de unos días con la madre de Meghan, Doria Ragland, y para pasar allí el Día de Acción de Gracias. La idea del matrimonio es pasar cada vez más tiempo al otro lado del charco y tener dos residencias, una en Estados Unidos y otra en Londres. Puede que, tras este descanso mediático, los duques de Sussex se planteen más seriamente la idea de tener un segundo hijo que le ronda la cabeza al príncipe Harry, tal y como ha demostrado esta misma semana.