Tras la pista del ser más querido

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- La paternidad fue un punto clave para Daniel Grao a la hora de meterse en la piel de Antonio Santos. El protagonista de la serie "Perdida" sufre la desaparición de su hija mientras, un día normal, disfrutaba de la playa junto a ella y su esposa.

Diez años después, el padre ha sufrido las consecuencias de no dar con ninguna pista de la pequeña, entre ellas la del quiebre de la pareja.

"El tema de la paternidad me toca muy de cerca, me pilló muy por las entrañas. Yo soy padre y fue imposible deslindarme, todo lo vivido y experimentado por un actor siempre es material maravilloso para los personajes. Trataba muchas veces de imaginar eso, creo que es una de las cosas más dolorosas que le puede pasar a un ser humano. Mi propia paternidad me ayudó a imaginar cómo sería una cosa así", dijo el actor.

Perdida es una serie de tv española producida por Atresmedia en colaboración con Big Bang media. Aunque en la historia la desaparición se da en Valencia, España, 10 años después, en Colombia, Antonio es encarcelado por narcotráfico.

"En 'Perdida' sí aparece el mundo del narcotráfico, sobre todo en el contexto, no es que la serie gire en torno a eso, su eje principal tiene que ver con este caso, las maternidades, paternidades, adopciones, todo este mundo, y luego creo que lo interesante que propone es que no hay buenos o malos o una forma mejor de hacer las cosas".

El actor comparte créditos con la mexicana Adriana Paz, con Carolina Lapausa, Melanie Olivares, Flaco Solórzano y Ana María Orozo.

"Una pista vincula al secuestrador con una cárcel de Colombia, ese es el detonante", señaló Grao.

"Perdida" está disponible en Atreseries, se emite los lunes a las 20:30 horas de México.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.