Pista sobre humedales: Plan de la base aérea de Homestead preocupa a los activistas

·7  min de lectura

Más de un año después que los comisionados de Miami-Dade aprobaron un proyecto para permitir el uso por parte de la aviación general de la Base de la Reserva Aérea de Homestead (HARB), todavía no hay una respuesta definitiva por parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, ya que los ecologistas siguen luchando contra un plan que dicen abrirá la puerta al aumento del tráfico aéreo sobre dos parques nacionales,

Su objeción más reciente: El plan del condado para permitir los aviones privados requeriría la construcción de una pista de rodaje desde la pista principal a través de los humedales de la propiedad del aeropuerto. Y los documentos del condado muestran que los problemas medioambientales —que rompieron el acuerdo hace 20 años cuando el condado intentó por primera vez convertir parte de la base en una operación comercial mucho más grande y ruidosa— siguen siendo un obstáculo.

“No importa dónde estén, (las pistas de rodaje) van a tener que pasar por humedales jurisdiccionales. Tendremos que hacer una mitigación”, escribió Robert Warren, director adjunto para la retención y el desarrollo de negocios del Departamento de Aviación, en un correo electrónico del 26 de junio de 2020 a Lester Sola, director y presidente ejecutivo, Pedro Hernández, director adjunto, y otros en el departamento.

En la respuesta por correo electrónico a las preguntas, el Departamento de Aviación de Miami-Dade indicó dijo que el operador de base fija propuesto incluiría una sola pista de rodaje de aproximadamente 3,420 pies lineales. La pista de rodaje propuesta se construiría completamente dentro de la línea de propiedad de la base y conectaría el área de la plataforma de la nueva instalación con el final de la pista de la base de la Reserva Aérea, dijo el condado.

“Cualquier remedio o mitigación ambiental, si se requiere, tendría que ser estudiado y recomendado por un consultor ambiental apropiado”, escribió el Departamento de Aviación en el correo electrónico.

La alternativa preferida para el operador de base fija en la Base de Reserva Aérea de Homestead incluye una pista de rodaje que se construiría sobre humedales jurisdiccionales, según muestran los registros de Miami-Dade.
La alternativa preferida para el operador de base fija en la Base de Reserva Aérea de Homestead incluye una pista de rodaje que se construiría sobre humedales jurisdiccionales, según muestran los registros de Miami-Dade.

Pero Friends of the Everglades, que obtuvo memorandos y correos electrónicos del condado sobre la base a través de una solicitud de registros públicos, dijo que la presencia de humedales solo se suma a su argumento de que la base es inadecuada para la expansión del uso de la aviación. La organización sin ánimo de lucro ha pedido a la Fuerza Aérea que rechace los planes de Miami-Dade para un acuerdo de uso conjunto, argumentando que podría despejar el camino para grandes operaciones comerciales, incluidas las de carga. El aumento de los vuelos y el tráfico, el ruido y la contaminación justo al lado de los parques nacionales de Everglades y Biscayne fueron en gran medida lo que frustró el último intento del condado hace 20 años.

“Para nosotros está claro que la apertura de HARB al uso civil probablemente conducirá a los tipos de usos intensivos, incluidas las operaciones comerciales de carga, que las Fuerza Aérea prohibió sabiamente hace decenios”, dijo Eve Samples, directora ejecutiva de Friends of the Everglades. Con un centro de distribución de FedEx ya abierto en las inmediaciones y una instalación de Amazon prevista a pocas millas de la base, los ecologistas creen que el condado tiene planes mayores para la base, dijo.

No son los únicos críticos.

El senador Marco Rubio criticó el proyecto en diciembre, diciendo que el plan abre la puerta a actividades que podrían amenazar la misión de la base militar. También “daría vida a propuestas equivocadas para ampliar el límite de desarrollo urbano (UDB) al norte de la base con el fin de construir un centro logístico de Amazon”, escribió Rubio en una carta al secretario de la Fuerza Aérea, Frank Kendall.

Agregó que el aumento del tráfico y la actividad en torno a la base podría amenazar los proyectos de restauración de los Everglades que se espera que beneficien a South Dade y a la Bahía de Biscayne.

Hay varios puntos de humedales dentro de la base. Se han visto caimanes y aves zancudas que se alimentan en la zona. Aunque los humedales y los bosques están ubicados cerca de los Everglades y la Bahía de Biscayne y están protegidos por la ley estatal, están en los terrenos de lo que en su día fue una bulliciosa base militar. Allí también ha habido problemas medioambientales. Durante décadas, desde que se inauguró en 1942 como aeródromo del ejército de Homestead, hubo vertidos químicos y fugas en los depósitos de combustible subterráneos. En 1993 se inició una limpieza que finalmente concluyó en 2006, cuando las Fuerza Aérea concluyó la cesión de parte de sus terrenos al condado con fines de desarrollo económico.

The Sierra Club luchó durante años contra una propuesta de uso comercial de la base. Este anuncio publicado en la primavera de 2000 pedía a los residentes de Miami-Dade que se opusieran a los planes de construir un aeropuerto debido a la proximidad de la base a los Everglades y a la Bahía de Biscayne.
The Sierra Club luchó durante años contra una propuesta de uso comercial de la base. Este anuncio publicado en la primavera de 2000 pedía a los residentes de Miami-Dade que se opusieran a los planes de construir un aeropuerto debido a la proximidad de la base a los Everglades y a la Bahía de Biscayne.

La batalla por mantener la aviación comercial y las operaciones de carga en el espacio aéreo sobre dos de los ecosistemas más emblemáticos de la Florida no es nueva. Después que el huracán Andrew arrasó Homestead en 1992, la idea de transformar la base, muy dañada, en un aeropuerto fue una de las opciones previstas para apoyar la recuperación económica de la zona. Pero la oposición de los ecologistas —y de los influyentes residentes del Ocean Reef Club, un acaudalado enclave en Cayo Largo Norte justo en la ruta de vuelo— frustró ese plan, y en su lugar las instalaciones se reconstruyeron como base aérea de la reserva.

Los planes para un nuevo operador de base fija resurgieron en 2014, cuando el entonces alcalde Carlos Giménez comenzó a negociar un acuerdo de uso conjunto con la Fuerza Aérea para operaciones y servicios de aviación general. A finales de 2015, los comisionados del condado aprobaron una resolución en la que se pedía a Giménez que propusiera un acuerdo para un uso civil limitado en la base aérea, en el que solo se usaran aviones pequeños.

Luego, el verano del año pasado, los comisionados del condado votaron a favor de la venta de un terreno baldío en Homestead a Amazon. El sitio, vendido por $22 millones, se espera que sea el mayor almacén del gigante del comercio electrónico en el sur de la Florida, con planes para la construcción de un centro de distribución de al menos un millón de pies cuadrados. Y está a menos de tres millas de la base. FedEx también está ya en las inmediaciones, con un centro de distribución que abrió en 2018.

Una reciente propuesta para convertir tierras de cultivo en un parque industrial masivo cerca de la base —un proyecto que requeriría la expansión del límite de desarrollo urbano— se suma a la sospecha de que la carga eventualmente sería parte de las operaciones de aviación general en Homestead, han dicho los activistas.

Esta foto incluida en una hoja informativa del Condado Miami-Dade de octubre de 2018 sobre la Base de la Reserva Aérea de Homestead muestra áreas infrautilizadas.
Esta foto incluida en una hoja informativa del Condado Miami-Dade de octubre de 2018 sobre la Base de la Reserva Aérea de Homestead muestra áreas infrautilizadas.

Los urbanizadores obtuvieron en septiembre la aprobación preliminar para desplazar la línea que forma los bordes exteriores donde las empresas pueden construir viviendas, centros de almacenamiento y otros negocios. El límite crea un amortiguador de desarrollo destinado a proteger los Everglades y la disminución de la huella de las tierras agrícolas de Miami-Dade.

El parque industrial del Distrito Logístico y Tecnológico del sur de Dade se presenta como una forma de que el condado corrija décadas de mala planificación en el sur de Miami-Dade y añada puestos de trabajo bien remunerados. El economista del proyecto afirma que unas 12,000 personas trabajarán allí una vez que el complejo de almacenes, hoteles y centros comerciales esté listo.

Los comisionados del condado que han defendido el proyecto de operador de base fija han usado el mismo argumento para defenderlo: El presidente José “Pepe” Díaz y el ex comisionado Dennis Moss, que patrocinó la propuesta, también dijeron que aprovechar la base para uso civil era clave para el crecimiento económico del sur de Miami-Dade. Dijeron que el condado es la puerta de entrada al Caribe y a Sudamérica, y que es importante añadir capacidad de aviación para su uso futuro debido a la creciente actividad turística y empresarial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.