¿Puede Piqué emprender acciones legales contra Shakira?

Gerard Pique en la presentación de la Copa Davis 2021.
Gerard Pique en la presentación de la Copa Davis 2021.

Gerard Pique en la presentación de la Copa Davis 2021.

Un día después de su lanzamiento, la Sessión #53 de Bizarrap con Shakira sigue sumando reproducciones a cientos de miles y ya acumula 66 millones en YouTube.

Shakira, a través de Instagram, ha presumido de éxito con gusto, pues el día de su publicación el tema se colocó como número 1 en 30 países del mundo y superó los 50 millones de reproducciones en Youtube en las primeras 24 horas —el récord lo tenía Residente con 23,2 millones—.

Este fenómeno musical sin precedentes ha puesto a Gerard Piqué en el disparadero, pues la colombiana ha concebido la canción como un despiadado ajuste de cuentas con el que fue su pareja durante 12 años. Clara Chía, actual pareja del exfutbolista, tampoco escapa a los dardos de la de Barranquilla.

Frases como “Me dejaste de vecina a la suegra / Con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda” o  “A ti te quedé grande y por eso estás con una igualita que tú” o “Cambiaste un Ferrari por un Twingo / Cambiaste un Rolex por un Casio” o “Tiene nombre de persona buena / Claramente no es como suena” han sido objeto de todo tipo de análisis y polémicas, que incluso plantean la posibilidad de actuaciones legales por parte de Piqué y Clara Chía.

Ahora bien, desde Legálitas, empresa que ofrece servicios de defensa jurídica, no ven muchas posibilidades de éxito si deciden poner marcha algún proceso judicial. “Si se analiza toda la letra de la canción, todo son insinuaciones y medias tintas. La letra llega a rozar la línea roja, pero no la cruza”, argumentan.

Shakira en un momento del vídeo 'Session #53' de Bizarrap.
Shakira en un momento del vídeo 'Session #53' de Bizarrap.

Shakira en un momento del vídeo 'Session #53' de Bizarrap.

“Es muy probable que la cantante cuente con un gran equipo jurídico que le habrá asesorado durante toda la creación y composición del tema y su letra” y así Shakira no ha dejado un resquicio a la improvisación.

Libertad de expresión, libertad creativa

Desde el punto de vista civil, los expertos creen que una demanda por injurias —atentado contra la dignidad, honor o credibilidad—, solicitando una multa o una indemnización, tendría un recorrido “bastante corto” pues, aunque todos sepamos a quién alude, en la canción no se hace referencia directa a ninguno de los implicados y tampoco revela datos o hechos concretos relacionados con la vida íntima. Además, “son los propios demandantes los que deben acreditar cuáles han sido los perjuicios ocasionados”.

En el caso de querer llevarlo por vía penal, el equipo de Legálitas tampoco augura buen término para los demandantes con la presentación de una querella por vulneración del derecho al honor. Tras la última reforma del Código Penal que tuvo lugar por la Ley Orgánica 1/2015, las injurias leves se han despenalizado, salvo las que tienen lugar en el ámbito familiar o las injurias leves a la autoridad.

Para que el ataque al honor de una persona sea una acción constitutiva de delito grave, que es el que está penado, hay que demostrar que las expresiones empleadas son gravemente ofensivas, teniendo en cuenta las circunstancias concurrentes y el contexto en el que se producen. En este caso, según el equipo de expertos, es defendible que la intención real de Shakira es la de ejercer el derecho a expresar libremente opiniones, posibles situaciones injustas y aludir a una libertad creativa y artística.

Con la deuda en Hacienda

En las últimas horas, son varias las voces que han visto en la frase  “Me dejó con la deuda en Hacienda” la intención, por parte de la artista, de implicar a su expareja en el presunto fraude a Hacienda de 14,5 millones de euros que la fiscalía ha imputado a la colombiana y que está pendiente de juicio.

Podría ser que Shakira, a través de la letra de la canción, insinúe que él también es responsable de esadeuda, pero solo será ella la que se siente en el banquillo. Quizás estas declaraciones podrían conllevar una infracción por calumnias, pero el análisis de los abogados de Legálitas deduce que la artista no parece querer atribuirle un delito a su expareja y que lo que pone de manifiesto es una crítica ante una situación de conflicto.

En el caso de que Piqué decida poner en marcha un proceso legal, parece que esta es la única grieta que podría haber dejado Shakira en la letra de la canción de su venganza.

Related...