Pionyang actualiza reglas del partido único y establece congreso quinquenal

Agencia EFE
·2  min de lectura

Seúl, 10 ene (EFE).- Corea del Norte ha llevado a cabo una revisión de la normativa y estructura de su partido único, en la que destaca la importancia de poseer "poderosas capacidades de defensa" y establece la celebración quinquenal de su congreso.

La revisión fue adoptada durante el quinto día del octavo congreso del Partido de los Trabajadores que se celebró en Pionyang el sábado y del que la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA informó hoy, un día después de que el régimen norcoreano definiera a Estados Unidos como su "mayor enemigo" y prometiera reforzar su arsenal nuclear.

"Las poderosas capacidades de defensa contendrían las amenazas militares y salvaguardarían la estabilidad y el entorno pacífico en la península de Corea", señala el texto informativo.

El partido único norcoreano decidió también autorizar que su comisión militar sea convocada con la asistencia única "de los miembros necesario, sin tener en cuenta la tasa de asistencia", para garantizar en la práctica "la rapidez en la discusión de asuntos militares urgentes", según los detalles recogidos por KCNA.

En la mencionada jornada del congreso, que continúa hoy sin que se haya informado de cuándo concluye, Corea del Norte también decidió restablecer un sistema de secretarías en el Consejo de Política Ejecutiva que había eliminado en el congreso previo.

El partido único norcoreano también decidió que a partir de ahora sus congresos se celebren cada cinco años, y notificar sobre la celebración del evento varios meses antes.

Hasta ahora el congreso del Partido de los Trabajadores de Corea se había celebrado a intervalos aleatorios, pero el actual dictador del país, Kim Jong-un, había expresado recientemente su voluntad de convocarlos de forma regular.

El octavo congreso se inauguró este martes, casi cinco años después de celebrarse el séptimo en mayo de 2016. La sesión de entonces fue la primera en celebrarse tras 36 años.

Analistas y expertos permanecen pendientes del congreso de Corea del Norte, en busca de pistas sobre la dirección de sus políticas.

Kim se ha mostrado beligerante con Estados Unidos, al que ha pedido cesar su hostilidad hacia Pionyang, y al que ha prometido "responder a la fuerza con dureza", mientras prometía un mayor desarrollo armamentístico como elemento de disuasión.

Los comentarios del dictador norcoreano se produjeron pocos días antes de la toma de posesión el próximo 20 de enero de Joe Biden como presidente de EE.UU., en lo que algunos expertos ven como un intento de presión a la Administración estadounidense entrante.

(c) Agencia EFE