Pinamar Brutalista. Adiós al chalet de verano, el hormigón crudo conquista el bosque

José María Costa
Fuente: LA NACION
Fuente: LA NACION