Pilar Rubio vive un embarazo muy diferente a los tres anteriores

Pilar Rubio

La presentadora Pilar Rubio no ha tenido inconveniente alguno a la hora de pronunciarse, solo unos días después de confirmar la noticia de su cuarto embarazo, sobre las diferencias entre su actual proceso de gestación y el que definió la llegada de sus tres hijos, los adorables Sergio, Marco y Alejandro. En ese sentido, la antaño reportera ha reconocido que ha vivido algunos momentos difíciles en las primeras semanas y, afortunadamente, que estas molestias ya están completamente superadas.

"Al principio lo pasé un poco mal porque tenía náuseas y sensaciones que no había tenido en otros embarazos pero ahora, aunque no llego a tres meses, me encuentro bien", ha explicado la esposa del futbolista Sergio Ramos a su llegada a la presentación de unos complejos vitamínicos de los que ejerce como embajadora. "El primer mes fue un poco delicado y cansado", ha añadido.

En cualquier caso, tales cambios con respecto a sus anteriores experiencias en la maternidad solo han conseguido que Pilar le otorgue aún más importancia de la habitual a la tarea de cuidarse al máximo, sobre todo en lo que respecta a la necesidad de que su alimentación sea lo más equilibrada y saludable posible: "Siempre he controlado lo que como, me gusta cuidarme", ha aseverado.

Otro de los aspectos sobre los que su visión de la familia no se ha visto en absoluto alterada reside en su indiferencia ante el sexo del futuro retoño, ya que tanto su marido como ella han tenido siempre claro que el "carácter" de las personas no se ve determinado por su género.

"Me da igual lo que venga, porque tengo tres niños y lo que de verdad les diferencia es el carácter: uno es más cariñoso, otro es más independiente y el otro más rebelde. Así que, venga un niño o una niña, lo que va a cambiar es el carácter, por lo que me da igual", ha sentenciado.