Pigzza, el nuevo local de pizza artesanal en Mills Ave

·6  min de lectura

La pandemia ha enseñado a los dueños de negocios de todo el mundo algunas de las lecciones más difíciles. Algunos han tenido que cerrar, otros se han reinventado y algunos, como Thomas Ward, han visto esto como una oportunidad no solo para expandir su marca, sino para aventurarse en nuevas oportunidades.

Cuando Ward iba a abrir Pig Floyds, el famoso restaurante de barbacoa en la Mills Ave, tenía los ojos puestos en un lugar diferente. Desafortunadamente, dice el empresario, el trato no se concretó. Ocho años después, finalmente pudo alquilar el lugar que una vez imaginó para su emprendimiento y se aventurará en un nuevo concepto de restaurante al cual llamará Pigzza.

El concepto, que estará ubicado en 1050 N Mills Ave, fusionará los sabores de la barbacoa de Pig Floyd’s y los fusionará con los tradicionales sabores italianos de la pizza, pero con un toque artesanal.

“Durante algunos años he querido hacer un concepto de pizza. Obviamente, con la pandemia las cosas han cambiado para la industria de los restaurantes. Estaba en pleno proceso de expansión de Pig Floyd’s, así que decidí que tomaría una ruta diferente y abriría un concepto diferente”, dijo Ward. Esto le darísa la opción de darle la opción de expandir a otras ciudades para “llegar con dos o tres conceptos diferentes al mismo tiempo y hacer que sea factible para mí llevar a cabo una gran operación“, explicó Ward sobre su plan.

Si bien todavía tiene la visión de abrir más ubicaciones de Pig Floyd’s, incluso después de tener que cerrar el negocio de Lake Nona durante el mes más difícil de la pandemia de la COVID-19, asegura que tener una variedad de conceptos siempre ha sido lo que le llamó la atención. en la industria de la restauración.

Ward unió sus esfuerzos con Al Palo, copropietario de Stacios Italian Deli y dice que lo que viene a Pigzza en Mills Ave es la “explosión perfecta de sabores, una de las mejores recetas que jamás verás”.

La idea surgió hace dos años cuando Ward estaba sentado en su casa y analizaba sus próximos pasos, momento en que cuestionó si se quedaría en el negocio de los restaurantes o seguiría adelante. “En ese momento tomé una decisión: “O vendo Pig Floyd’s hoy, o profundizo y amplío y abro más restaurantes. Nunca quise estar en el negocio de los restaurantes si iba a tener un solo restaurante, siempre fue porque quería expandir y hacer crecer la marca de mi empresa“, explicó Ward.

Aunque admite que muchas personas habrían expandido el concepto que ya tiene probado a otras ciudades, Ward asegura que siente que “este es un gran matrimonio. Lo estoy haciendo con mi socio Al Palo y él tiene experiencia en el negocio de la pizza. Esta es una gran combinación para los dos, realmente funciona en términos de tratar de diferenciarnos de la pizza normal de la que hay tanto [en el mercado]“.

En uno de los podcasts recientes de Ward llamado “Beyond the Smoke”, los socios discutieron la nueva empresa y cómo comenzó todo.

“Seguí molestándolo por ‘quería hacer una pizzería’, y ¿qué pasó?” Ward le preguntó a Palo. “Estamos haciendo una pizzería”, respondió con una carcajada Palo.

Para ellos ya no es un acuerdo de dos emprendedores abriendo un negocio, es una “nueva empresa familiar”. No hay nadie más con quien hubiera pensado en hacer esto. Sé que su carácter, lo dedicado que está al negocio y su experiencia, mezclada con lo que ha hecho de Pig Floyd’s lo que es hoy, será algo que estamos seguros de que a la gente le encantará“, agregó Ward.

La forma en que se les ocurrió lo que distinguirá a sus pizzas ha sido una gran aventura que los llevó a viajar por toda la costa este visitando los mejores lugares de pizza. “Quiero asegurarme de que para empezar, la calidad sea excelente y segundo, que no va a ser igual a los demás”, explicó Ward sobre lo que estaba buscando. Esa experiencia le enseñó más sobre la consistencia de la masa, la diferencia en el espesor de las salsas y los tipos de quesos y lo que sucede cuando se mezclan todos.

Cuando abrió Pig Floyd’s, Ward confesó, aprendió todo sobre la barbacoa a través de YouTube. Esta vez, dice que vio tantos programas de cocina como pudo y programas disponibles en línea para ver cuál era el proceso, cómo hicieron sus pizzas y comenzar a crear lo que él dice que será una experiencia de pizza de lujo sin precios de lujo.

“Estamos trabajando en la masa ahora mismo; actualmente estamos trabajando en dos salsas. La masa de pizza, una de las masas de pizza tendrá grasa de cerdo, que es muy diferente a lo que hace la gente y estamos trabajando para unir diferentes harinas“, dijo Ward.

En cuanto a cómo se cocinarán las pizzas, dijo que tendrán “hornos eléctricos completos y de última generación que nos permiten hacer más volumen y al mismo tiempo cocinar la pizza de la manera correcta. Nos permite hacer pizza estilo regular, que es la pizza estilo Nueva York, diría yo, y la pizza estilo napolitana, porque la temperatura sube hasta los 915 grados.

Pigzza ofrecerá más que solo pizza aunque buscan mantenerlo “simple” y no se están convirtiendo en un restaurante italiano completo, pero tendrán otras opciones como lasaña y cosas que son diferentes, obviamente, con carnes ahumadas. Quiero hacer una pizza de pepperoni ahumado, quiero hacer una pizza de desayuno. Al quiere traer otras cosas del lado tradicional italiano. Es una buena combinación para los dos“, dijo Ward.

Ahora, el empresario puertorriqueño dice que tiene más experiencia en lo que se necesita para administrar un negocio, especialmente en tiempos difíciles como una pandemia global. Pero, sobre todo, dice que ahora comprende lo que se necesita para que ese negocio sea exitoso. “Sé dónde tenemos que invertir, dónde tenemos que ahorrar y reducir. Al venir a esta nueva ubicación, una de las cosas que decidimos fue que necesitábamos mucho espacio al aire libre“, dijo con una gran sonrisa.

Durante la pandemia, una vez que se levantaron los cierres, muchos restaurantes tuvieron que reinventar la forma en que iban a acomodar a las personas para que pudieran sentarse afuera o pedir pedidos para llevar. “En Pig Floyd’s, aunque tenemos un área de patio, tuvimos que convertir más espacio al aire libre en opciones para sentarse”, dijo Ward.

En Pigzza, la disponibilidad de asientos al aire libre es mayor que la disponible en el interior. Es un espacio de 1,500 pies cuadrados en el interior con capacidad para 80 a 90 personas, mientras que el exterior tiene alrededor de 2,300 pies cuadrados “por lo que será mucho más grande en el exterior. Hemos preparado el edificio para [situaciones como] la COVID porque no queremos repetir lo que acaba de pasar“, explicó sobre el cierre de negocios y la limitación de poder atender clientes solo en espacios al aire libre.

La marca se centrará en crear un “edificio de aspecto retro. Estamos trayendo de vuelta lo retro con colores que son realmente actuales, y siempre quiero decir “instagramable”, dijo.

Los clientes también deben esperar un ambiente festivo en el que “puedan pasar un buen rato mientras disfrutan de increíbles variedades de pizzas que están fuera de lo común”, dijo Ward.

Sobre cuándo se abrirá el lugar para todos los amantes de la pizza, Ward dijo que “quiero abrirlo mañana, pero lo más probable es que sea en septiembre u octubre”.

*Jennifer A. Marcial Ocasio es reportera y editora de El Sentinel Orlando. La pueden contactar a jmarcial@orlandosentinel.com y 407-540-4004.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.