Pietragalla, sobre la situación en Formosa: "Están con aire acondicionado, la comida es muy buena y la queja es porque les faltaba información sobre los plazos"

LA NACION
·2  min de lectura

"Las personas aisladas están con aire acondicionado, la comida es muy buena y la queja es porque les faltaba información sobre los plazos", dijo hoy el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, que luego de su visita a Formosa había afirmado la ausencia de "violación sistemática a los derechos humanos" por parte de las autoridades formoseñas para combatir la pandemia de coronavirus.

"Nosotros viajamos por las denuncias que se estaban haciendo públicamente porque eran muy graves, y la respuesta de la provincia fue 'vengan y vean'", explicó el funcionario, en diálogo con radio Con Vos. Para él, las críticas que recibe la provincia desde los medios son un caso de "oportunismo", pues "una cosa es el escenario real y otro el mediático".

El funcionario aseguró tener "muy en claro" lo que dijo ayer, en Formosa: "No hay violaciones sistemáticas de derechos humanos, no hay secuestros, no hay desaparecidos". Y agregó que las denuncias que recibió "fueron sin fundamento". Sí reconoció como "repudiable al mango (sic)" la detención de las concejalas.

"Una persona que está encerrada, está angustiada, no quiere estar más ahí, pero el estadio es un lugar gigante, tiene un lugar para estar al aire libre, hay turnos solo para usar las duchas, no para ir a hacer...", puntualizó el secretario, que aseguró haber tenido "dos días de mucho trabajo".

Formosa: Los diputados debatirán en la provincia, más allá de la respuesta oficial

A su vez, explicitó que él fue a "mirar y observar", ya que cada provincia "tiene autonomía en sus protocolos" y ellos, como Nación, solo pueden "hacer recomendaciones". "Somos un país federal, las provincias tienen su autonomía y cada provincia lleva adelante su estrategia sanitaria", dijo.

Consultado sobre la abrupta salida de gente de los centros de aislamiento durante su visita, el funcionario dijo: "Nosotros detectamos que la provincia tuvo el pico de contagio el 12 de enero y yo viaje justo cuando transcurrieron los 14 días de aislamiento que dice la provincia". Y aseguró que aún se encuentran recabando información de su visita para enviarla al ministerio de Salud de la Nación, para que luego puedan hacer "recomendaciones" a su par en la provincia de Formosa.

Las únicas "tal vez arbitrariedades" que encontró en su visita fueron "en las fuerzas de seguridad, violencia institucional con una comunidad wichi, pero esto pasa a lo largo y ancho del país", dijo. Por ello, Formosa sumó a una capacitación que se realizará el mes próximo a toda su fuerza de seguridad.

Finalmente, el secretario consideró: "El estado de excepcionalidad que estamos viviendo hace que uno tenga criterios más amplios, el límite es el abuso policial. En todo el país restringieron las libertades individuales, lo vemos en Europa y nadie puede decir que ahí hay una dictadura".