Los pies fríos podrían ser síntoma de problemas de salud

·4  min de lectura

Tengo el termostato corporal ubicado en los pies. Si tengo calor, simplemente descubro mis pies y como siempre están frescos -por no decir fríos- mi temperatura se regula. En cambio, si hace frío, no hay calcetines que logren mantener mis pies calientes para regular mi temperatura. Tengo que ponerme zapatos, chaqueta y otras prendas de ropa. No importa la estación, mis pies siempre van a estar más fríos que el resto de mi cuerpo.

Creo que siempre ha sido así. Sin embargo, es ahora, que vivo en un país donde se manifiestan las cuatro estaciones, cuando creo que esta característica corporal puede ser un problema, pues el frío puede acentuarse aún más haciéndose un poquito incómodo.

Aunque puedo resolverlo al abrigarme, quizás para otros el problema no se soluciona de forma tan sencilla. Según un artículo publicado por Banner Health los pies y sus dedos fríos pueden ser síntoma de varios problemas médicos como trastornos vasculares hereditarios, diabetes, tabaquismo, trastorno arterial periférico o problemas de circulación debidos a la diabetes.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

¡No nos alarmemos! Siempre estas condiciones están acompañadas de otros síntomas. En el artículo refieren que “la restricción del flujo sanguíneo debida a la arteriopatía periférica puede hacer que los pies o los dedos de los pies se sientan más fríos que el resto del cuerpo y las afecciones asociadas a esta pueden ser oclusivas, que es cuando una arteria se obstruye, o cuando una arteria se contrae debido a un espasmo. Estas son complicaciones serias que sin lugar a duda te llevarán al médico.

Asimismo, los altos niveles de azúcar en la sangre pueden influir en que las arterias se hagan más estrechas y se vea afectada la circulación, y esto puede causar el síntoma de los pies fríos.

Por otra parte, un estudio publicado en Integrative Medicine Research en 2018 que analizó las causas de los pies fríos, pero también hipersensibles, arrojó que las causas de estas molestias pueden estar en una extensa lista de enfermedades y condiciones, entre las que se encuentran el metabolismo basal bajo, problemas de tiroides, presión en las vértebras lumbares e incluso esclerosis múltiple, entre otras, pero también destacaron que los factores genéticos y el estrés también pueden ser determinantes para ocasionar esta sensación fueron las causas más comunes.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Es fundamental que, en caso de sentir que algo en nuestro organismo no está del todo bien, acudamos al médico sin pérdida de tiempo porque aunque puede no tratarse de una enfermedad importante, es valioso descartar para poder tomar acciones realmente útiles para solucionar la incomodidad.

Soluciones conscientes

En primer lugar, tomemos control de nuestra alimentación. Si es de calidad, variada y saludable, así como también nos preocupamos por gozar de una buena hidratación, contribuimos de manera importante a regular nuestro organismo.

Asimismo, otra solución que propone el doctor Nelton Abdon Ramos en un artículo publicado en la web Mejor con Salud es la práctica de actividades físicas regulares, ya que los pies fríos pueden ser síntoma mala circulación ocasionada por un estilo de vida sedentario.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

El especialista destaca que otra razón por la cual podemos tener pies y manos frías todo el año tiene que ver con nuestro bienestar emocional, cuando nuestro cuerpo duda entre avanzar por algo que quiere o cohibirse. “Para que se entienda mejor, tenemos ganas de hacer alguna cosa, pero por una causa que quizás no conocemos, nos frenamos antes de avanzar”.

En este caso, Ramos aconseja tratar de reconocer el problema y avanzar con asertividad, pero también mantener hábitos de vida saludable, visitar a los especialistas con frecuencia e incorporar a nuestra ingesta diaria infusiones calientes como té de jengibre o de canela.

También se aconseja incorporar a nuestra dieta especias que influyan en el aumento de la temperatura corporal como el jengibre, el curry y la pimienta de Cayena, así como también frutos secos y otros alimentos ricos en calcio y vitaminas C, E y K.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO: ¿De verdad es saludable el jugo de cucaracha?