Le pidieron 22.000 dólares para arreglar su Tesla y prefirió volarlo con 30 kg de explosivos

·2  min de lectura
El instante previo a que el Tesla Model S vuele por el aire por los 30 kg de explosivos que tiene pegados
El instante previo a que el Tesla Model S vuele por el aire por los 30 kg de explosivos que tiene pegados

Tuomas Katainen era, hasta hace unos días, el dueño de un Tesla Model S de 2013. Estaba contento con su auto eléctrico, pero después de los primeros 1500 kilómetros de uso comenzó a tener algunos problemas. Entraba agua y mojaba la batería, y la computadora mostraba errores que lo dejaron varado.

Así que mandó el auto al taller, donde le dijeron que el problema estaba en la batería (un elemento central en cualquier auto eléctrico), y que cambiarla le costaría 22.000 dólares, además de requerir la autorización de Tesla, ya que el auto tenía algunas modificaciones no oficiales (de la batería original de 60 kwh a una de 90 kwh). Y no le podían asegurar, según Katainen, que el arreglo resolvería todos los problemas.

Aunque la garantía de uso de un Tesla S vale por ocho años o 240.000 kilómetros, no se aplicaba en este caso, ya que el auto había sido modificado por un taller no autorizado.

El número equivale a la mitad de lo que sale un auto Tesla nuevo, así que Katainen tomó una decisión algo drástica: volar el auto en pedazos.

Fueron 30 kilos de explosivos que le pegó al auto, con la ayuda de expertos finlandeses en volar cosas (del canal de YouTube Pommijätkät), que llevaron el auto a Jaala, un pueblo a dos horas de Helsinki, donde registraron en video cómo explotaba el auto, dotado incluso de un maniquí con la cara de Elon Musk, el CEO de Tesla, el fabricante del auto.

En rigor, lo único que se ve explotar es el chasis: antes de llevar el automóvil a Jaala le sacaron las baterías y el motor, que pueden reutilizarse.

Una vez definido el lugar y la acción, se tomaron el trabajo de montar múltiples cámaras, incluyendo varias de cámara lenta, lo que permite ver la explosión con muchísimo detalle. Los youtubers se enorgullecen de haber puesto equipamiento por más de un millón de dólares para registrar el momento en el que el Tesla Model S de Katainen vuela por el aire.

Los videos suman casi 6 millones de reproducciones, y expresan lo que muchos, a veces, quieren hacer con sus autos cuando les traen muchos problemas.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) McDonald's: Los desafíos que debe enfrentar para mantenerse en el tope

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.