Piden no votar contra candidatos señalados como agresores de mujeres

·2  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., junio 3 (EL UNIVERSAL).- En víspera de la jornada electoral de este 6 de junio, la saxofonista mixteca y sobreviviente a un intento de feminicidio perpetrado a través de un ataque con ácido, María Elena Ríos Ortiz, hizo un llamado a que en estas elecciones "tengamos un voto útil y de razón", pero en caminado a que no se otorgue apoyo a candidatos señalados por ser agresores de mujeres.

"No podemos permitir que en nuestro estado gobiernen asesinos y feminicidas, que todos saben quiénes son, los mismos que me violentaron, los mismos que me revictimizaron y pusieron en tela de juicio la verdad que yo siempre dije", sentenció.

En el marco del tercer aniversario del asesinato de la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín, ultimada en Juchitán de Zaragoza el 2 de junio de 2018, la también comunicóloga mostró su sororidad con la periodista Soledad Jarquín Edgar, madre de María del Sol, quien recibió el acompañamiento de víctimas como María Elena.

"Un tipo de cuello blanco me quiso matar porque no quise estar en esa relación tóxica. El día de hoy hago acto de presencia para acompañar a la señora Sol… con quien tengo en común la injusticia que generó el solapador, Rubén Vasconcelos (exfiscal de Oaxaca). El día de hoy nos reunimos para exigir cárcel a ese corrupto, solapador de asesinos, de feminicidas", dijo.

"Para la mala suerte de mi agresor y de los feminicidas de este estado, me dejaron viva y el día de hoy y siempre estaré luchando por justicia, porque el día de hoy y siempre en esta mesa, nos reunimos unas cuantas de cientos de mujeres, que a diario nos violentan… que no son escuchadas por el hecho de ser indígenas", agregó.

María del Sol estuvo acompañada de otras víctimas de la violencia feminicida, como la madre de Mariana Lima Buendía, Irinea, quien logró que el crimen de su hija, fuera el primer caso de feminicidio tipificado por la Corte en México en el año de 2015.

Actualmente, María Elena Ríos continúa en la exigencia a las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), para que se ejecute la orden de aprehensión en contra de uno de los presuntos responsables del ataque con ácido sulfúrico que sufrió. Se trata del hijo de Vera Carrizal, quien continúa libre a pesar de que ella misma ha aportado datos anteriormente para su localización y arresto.

Además, la saxofonista ha acusado que el nuevo fiscal, Arturo Peimbert, se rehúsa a recibirla, pero sí ha tenido tiempo de posar y reunirse con distintos candidatos a puestos de elección, por lo que ha lamentado que haya tiempo para campañas, pero no para las víctimas que luchas por justicia.