Piden voluntad política para dar con exvicepresidente paraguayo secuestrado

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 5 feb (EFE).- Las hijas de Óscar Denis, el exvicepresidente paraguayo secuestrado por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), lamentaron este viernes, al cumplirse 150 días del hecho, una falta de voluntad política en la búsqueda de su padre, de 74 años.

"Un poco más de voluntad política, que esto continúe en la memoria de cada uno, que nos sigan apoyando", expresó la portavoz de la familia, Beatriz Denis, en una conferencia de prensa en su casa de Concepción (norte).

Los familiares manifestaron a su vez su sensación de que el caso "se enfría", mientras siguen sin noticias del paradero ni el estado de salud de su padre.

Al respecto volvieron a reclamar la atención de los políticos y de la ciudadanía para seguir adelante con la búsqueda de su padre y la de otros dos paraguayos secuestrados.

Se trata del policía Edelio Morínigo, secuestrado en 2014 por el EPP, y del ganadero Félix Urbieta, privado ilegalmente de su libertad en 2016 por una escisión del anterior grupo armado, y de quienes no se tienen noticias.

"Hoy somos nosotros. Lastimosamente nos toca pasar por este calvario, es una situación terrible, una agonía que no tiene fin y mañana le puede pasar a cualquiera", insistió la portavoz de la familia.

Para los Denis no existen avances en el caso, ya que en este tiempo no han obtenido "información alguna ni sobre papá (Óscar Denis) ni sobre los demás secuestrados".

No obstante, las hijas del exvicepresidente siguen en comunicación con el capitán Óscar Chamorro, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), y con el Poder Legislativo, tras la última reunión que mantuvieron hace unas semanas con algunos miembros de la Comisión Permanente del Congreso.

También han contactado ya con el nuevo ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, aunque las hijas de Denis no ofrecieron más información al respecto durante su comparecencia.

Con quien no han logrado hablar es con Laura Villalba, presunta integrante del EPP detenida a finales de diciembre de 2020 por la FTC.

Beatriz Denis aseguró que la familia tiene "interés" en conversar con ella, pero Villalba se ha negado.

SECUESTRADO EN SEPTIEMBRE

Óscar Denis, exvicepresidente paraguayo, fue secuestrado por el EPP el pasado 9 de septiembre en su estancia "La Tranquerita", ubicada en la frontera entre los departamentos de Amambay y Concepción (norte).

Junto a Denis, el EPP también se llevó a un trabajador indígena de su estancia que se encontraba con el político retirado en el momento del secuestro, aunque este fue liberado pocos días después.

El EPP hizo públicas una serie de exigencias para liberar a Denis, que incluían la excarcelación de dos de sus miembros, algo en lo que el Gobierno no cedió, y el reparto de víveres por parte de la familia entre distintas comunidades indígenas.

Los familiares dijeron haber cumplido con los plazos impuestos, pero el EPP no dejó en libertad a Denis, con problemas de salud.

La familia Denis esperaba obtener algún dato nuevo tras el operativo entre la Fuerza de Tarea Conjunta y el EPP, ocurrido el pasado 21 de noviembre, en el que fueron abatidos tres integrantes, uno de ellos señalado como participante en el secuestro.

El secuestro de Denis se produjo días después de que fallecieran dos menores en un enfrentamiento entre el EPP y la FTC, en los alrededores de un campamento de la guerrilla.

La versión del Gobierno es que las menores estaban integradas en la guerrilla y que una de ellas llegó a abrir fuego durante ese choque.

El Gobierno de Argentina comunicó entonces al de Paraguay que las menores contaban con nacionalidad argentina.

El Gobierno paraguayo asegura que eran hijas de líderes guerrilleros, nacidas en Paraguay y posiblemente crecidas en Argentina con familiares de miembros de la guerrilla.

(c) Agencia EFE