Piden a universidad no violentar a profesora y respetar su dignidad

·2  min de lectura

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oax., noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Después de que la profesora de la Universidad del Istmo (Unistmo), Virginia Ilesca Vela, del campus Ixtepec, fuera despedida por dar clases en otra institución en sus ratos libres y usuarios en redes sociales mostraron indignación por la noticia, la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) mostró su preocupación por esta decisión de las autoridades universitarias.

Virginia Ilescas Vela fue una de las tres docentes que dieron acompañamiento a alumnas de dicha institución en sus denuncias de acoso sexual contra profesores de la Unistmo. Desde 2019, la catedrática señaló que ha enfrentado una campaña de desprestigio por evidenciar dos casos de hostigamiento contra alumnas de Derecho por parte de tres profesores en el campus Ixtepec.

Ahora, el órgano autónomo estatal recalcó su inquietud sobre la decisión del Sistema de Universidades del Estado de Oaxaca (SUNEO), específicamente de la Unistmo campus Ciudad Ixtepec, de rescindir laboralmente su relación con la profesora, bajo el argumento de que impartía clases en otra institución académica, sin informar a la universidad ni solicitar permiso, y eso violaba su contrato.

Sobre ese caso, la DDHPO informó que realiza sus propias investigaciones bajo los expedientes: DDHPO/0014/RIX/(10)/OAX/2020 y DDHPO/0080/(10)/OAX/2020, iniciados en febrero y marzo de este año, respectivamente.

"En este sentido, cabe destacar que la Defensoría dictó medidas cautelares a alumnas y profesoras del campus [Ixtepec], y solicitó al SUNEO abstenerse de cualquier acto de molestia que no estuviese debidamente fundado y motivado dentro de la normatividad institucional. De igual manera, se le pidió que la comunicación con las quejosas se realizara de manera respetuosa e incluyente con la finalidad de no afectar su dignidad", explicó la Defensoría en un comunicado.

Ante este despido, la institución informó que analizará si en la determinación tomada por la Unistmo se respetaron los derechos humanos de la profesora, dentro del contexto de violencia de género denunciado al interior del campus.

"Ante ello, la institución reitera su compromiso de continuar con las investigaciones de los hechos, valorar conforme a criterios y estándares de derechos humanos las conductas que fundamentan la materia de las quejas referidas, y emitir a la brevedad su resolución correspondiente", recalcó la dependencia.

El órgano autónomo instó a que se establezcan políticas de "cero tolerancia hacia la violencia de género" en las instituciones en general, pero particularmente en las educativas.

Finalmente, la DDHPO reiteró que las instituciones educativas deben ser espacios de protección para la comunidad escolar, desde las cuales se puede combatir los diferentes tipos de violencia, "promoviendo en su interior formas pacíficas de resolver conflictos, así como modificar comportamientos violentos normalizados y actitudes que toleran las agresiones contra las mujeres," concluyó.