Piden "sacarse el miedo para que la muerte no acabe con las familias"

CIUDAD DE MÉXICO, enero 23 (EL UNIVERSAL).- La Caminata por la Paz, organizada por la familia LeBarón y el activista Javier Sicilia, concluyó su primer día de actividades alrededor de las 17:00 horas de este jueves.

Al llegar al poblado de Coajomulco, Morelos, y después de haber caminado alrededor de siete horas, los manifestantes realizaron un mitin donde se pronunciaron por la protección de los pueblos indígenas, los menores de edad y también por activistas asesinados que hace casi ocho años participaron en una movilización similar encabezada por Javier Sicilia.

Durante la conclusión de la primera jornada de actividades, en la cual alrededor de 60 organizaciones sociales caminaron de la ciudad de Cuernavaca a Coajomulco, Julián LeBarón hizo un llamado a todos los ciudadanos a "sacarse el miedo" para que "la muerte no acabe con nuestras familias y nuestro espíritu".

Recordó que el 2019 es el año más violento del que se tenga registro, porque ocurrieron más de 35 mil homicidios y feminicidios e hizo un llamado a las autoridades y a la sociedad para trabajar en unidad y revertir esta situación.

En tanto, el activista Javier Sicilia indicó que esta movilización no es un "show" como dice López Obrador: "Volvemos a llamar al presidente de la República a escuchar, a abrir su corazón, a abrir su voluntad que no somos un show, sino que es la realidad del país y la investidura no debe protegerse".

Luego de haber realizado esta primera caminata, se espera que los manifestantes duerman en Cuernavaca y mañana caminen nuevamente a la Ciudad de México.

Alrededor de 60 organizaciones sociales y colectivos de víctimas participarán en esta caminata que ocurre casi nueve años después de que un movimiento similar fue organizado por Javier Sicilia tras la muerte de su hijo.