Piden que NY no olvide a inmigrantes tras Sandy

Más destacado

NUEVA YORK (AP) — Grupos comunitarios están presionando a la ciudad de Nueva York para que use parte de los 41 millones de dólares recaudados tras el huracán Sandy para ayudar a inmigrantes sin papeles afectados por la tormenta que no pueden beneficiarse de ayuda federal.

Activistas que se reunieron con representantes municipales el viernes en un foro público denunciaron que cientos de inmigrantes —desde la comunidad salvadoreña de Far Rockaway a la mexicana de Staten Island— necesitan ayuda urgente. Muchos han regresado a apartamentos y casas llenas de moho tras el paso de la tormenta el 29 de octubre y están empezando a desarrollar enfermedades. Los jornaleros que trabajan en reconstrucción tras el paso de Sandy se arriesgan a sufrir robo de salarios, abusos de patrones y falta de protección, entre otros problemas.

"Estamos fallando a la comunidad inmigrante", dijo Joseph McKellar, director ejecutivo de Queens Congregations United for Action. "Hemos tratado de reducir el nivel de sufrimiento, pero no es suficiente".

Inmigrantes en situación irregular no pueden recibir ayuda económica federal o vivienda temporal ofrecida por el gobierno si no tienen hijos nacidos en Estados Unidos o viven con al menos un ciudadano estadounidense o "extranjero cualificado", es decir, que cumple con alguna de varias categorías de estatus legal.

Los activistas propusieron el viernes la creación de un fondo local para ayudar a inmigrantes sin papeles afectados por el huracán y hasta mencionaron la distribución de tarjetas de débito entre la comunidad inmigrante.

Fátima Shama, comisionada de Oficina de Asuntos de Inmigrantes de la ciudad, respondió que las autoridades municipales están analizando cómo se podría ayudar a inmigrantes que no califican para recibir ayuda.

"Estamos trabajando en eso. Estamos haciéndolo lo mejor que podemos para responder a las necesidades de la comunidad inmigrante", dijo Shama durante el foro, celebrado en Baruch College, en Manhattan. "No ayudamos a individuos en base a su estatus (migratorio), los ayudamos en base a su necesidad. Queremos salir ahí fuera y asistirles así que dependemos mucho de su ayuda y la información que nos ofrecen ustedes para hacerlo".

A pesar de que el huracán azotó la ciudad hace más de un mes, sus efectos son visibles en zonas cercanas a la costa, donde viven inmigrantes y gente de pocos recursos que se quedaron sin casa o viven en hogares dañados o llenos de moho. Inmigrantes sin papeles que no tenga un número federal otorgado por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias tampoco pueden pedir ayuda a NYC Rapid Repairs, un programa municipal que ayuda a dueños de casas con reparaciones gratis en sus viviendas.

Los inmigrantes sin papeles que no califican para ayuda gubernamental pueden solicitar cupones de alimentos bajo el programa Disaster Food Stamps si viven en ciertas zonas de la ciudad. También pueden trasladarse a los refugios que la ciudad ha habilitado para víctimas de Sandy y ayuda sicológica y médica está disponible a través de varias agencias.

Lucina Muñoz, una inmigrante mexicana de 29 años, explicó a Associated Press que ella, su esposo y los tres hijos de éstos siguen viviendo con familiares y no han podido regresar a su hogar en Midland Beach, Staten Island.

"Estamos apretados, estamos todos en un cuarto porque somos 10 personas en la casa", dijo Muñoz, cuya vivienda quedó inundada. "De momento sólo hemos recibido ayuda económica del consulado de México".

A finales de noviembre, las autoridades locales mexicanas tenían en su lista a más de 735 personas de Nueva York y Nueva Jersey que pedían ayuda económica del gobierno de México, el cual había destinado hasta ese momento aproximadamente 180.000 dólares para damnificados.

Durante el foro del viernes, algunos activistas denunciaron casos de discriminación contra inmigrantes por parte de otras víctimas del huracán y dijeron que algunos hispanos, filipinos o rusos, entre otras nacionalidades, que pueden pedir ayuda al gobierno no lo hacen por miedo a las autoridades migratorias.

Gonzalo Mercado, director ejecutivo del Centro del Inmigrante, en Staten Island, dijo que en estos momentos su organización está ayudando a más de 100 familias inmigrantes.

Representantes de la Agencia de Manejo de Emergencias, al igual que funcionarios municipales, expresaron su intención de ayudar e insistieron en colaborar con grupos locales para asegurar que se ayuda a inmigrantes vulnerables.

_____________________

Claudia Torrens está en Twitter como https://www.twitter.com/ClaudiaTorrens

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK