Piden programa contracíclico para evitar mayor caída de la economía

*Necesario liderazgo para integrar a todos y un programa de infraestructura

Por Yazmín Zaragoza Moreno

México, 26 Mar (Notimex).- El sector industrial prevé para 2020 una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 5.7 por ciento, lo que implicaría una pérdida de 875 mil empleos si no se da un programa integral contracíclico de la economía mexicana.

El director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, explicó que la economía mexicana llegó "enferma" a la epidemia del Covid-19, con 16 meses de caída continua en la actividad industrial y un decrecimiento del PIB de 0.14 por ciento en 2019 .

El director del IDIC, organismo que aglutina la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), detalló en conferencia virtual que ante la presencia del coronavirus el panorama se complicó aún más, y sin un programa de reactivación y ante las medidas extremas, como el detener 70 por ciento de la actividad industrial, ocasionará que México enfrente un enorme reto que dañaría las finanzas públicas.

Expuso que además de la baja en el PIB de 5.7 por ciento y la pérdida de 875 empleos, se alcanzaría una inflación de 4.8 por ciento, el tipo de cambio llegaría a los 28 pesos por dólar y la actividad industrial retrocedería 7.1 por ciento.

Al mismo tiempo, en ese escenario, habría un descenso de 2.4 por ciento del consumo privado, una disminución de la inversión privada de menos 9.2 por ciento, con una tasa de desocupación de 5.9 por ciento, además de una caída de la Inversión Extranjera Directa (IED) de 38 por ciento.

Señaló que la epidemia del coronavirus exacerbó el panorama internacional, que ya venía afectado con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, con la caída del petróleo, la crisis bursátil y el desempleo, pero el problema se agrava para México, ya que tenía debilidad económica y falta de crecimiento.

De la Cruz relató que la recesión de la economía nacional es resultado primero por la debilidad estructural de la economía mexicana, cuyos crecimientos en las últimas décadas no han sido de más de 2.0 por ciento, además de la desaceleración industrial mal diagnosticada que hoy es recesión.

Así como la reestructuración de la política económica, es decir, un cambio de visión económica, del presupuesto y la administración, y finalmente el entorno externo.

Acompañado por el director de la Concamin, Manuel Pérez, De la Cruz propuso un acuerdo nacional que garantice reactivar el crecimiento económico con la menor afectación al tejido social y al tejido productivo.

Expuso que México requiere un liderazgo que integre los sectores público, privado, social y laboral, pues “cada punto porcentual del PIB nos cuesta 288 mil millones de pesos; si hay un escenario de caída de casi 6.0 por ciento del PIB estaríamos hablando de una perdida de un billón de pesos, un millón de millones de pesos, y el presupuesto público no tiene la capacidad de recuperarse de un golpe así rápidamente”.

Propuso además un programa de inversión en infraestructura basado en lo Hecho en México, similar al que se aplica en Estados Unidos, a fin de atender las necesidades básicas del país, al tiempo que se garantiza el funcionamiento de los sectores estratégicos en materia de empleo, salud y alimentación, solo por citar,  a fin de reactivar la economía lo más rápido posible.

-Fin de nota-

NTX/YZM/RMN