Piden a Profeco vigilar cobros en funerales de fallecidos por Covid

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 7 (EL UNIVERSAL).- Por la saturación e irregularidades presentadas con los servicios funerarios, la diputada local del PRD, Gabriela Quiroga Anguiano, solicitó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) implemente sanciones a las funerarias que cobran excesivamente por el servicio de cremación a familiares de personas fallecidas por Covid-19.

Lamentó que estos empresarios, aprovechándose de la necesidad de las personas, a partir de esta semana, al igual que los hospitales que están saturados, los crematorios tienen un incremento de fallecidos, por lo que algunas funerarias cobran sus servicios entre siete mil hasta 50 mil pesos.

Por ello, solicitó a la Profeco vigile y sancione a las funerarias que abusan de los costos con estos servicios, ya que de acuerdo con el Consejo Mexicano de Empresas Funerarias (Comesef), existe un "mercado negro" de funerarias a nivel nacional, pues existen alrededor de tres mil que no cuentan con la infraestructura especializada, ni cumplen con los protocolos para la atención de personas fallecidas por Covid-19.

En ese sentido, la perredista señaló que pese a que el Gobierno capitalino ha ofrecido el servicio de cremación gratuito, para las personas que fallecen por coronavirus, sabe por denuncias que existe una saturación de funerarias, debido a que los 22 hornos de cremación oficiales no trabajan las 24 horas del día, por lo que el servicio es insuficiente.

"Incluso, algunos crematorios en estos momentos ya no reciben cadáveres con Covid-19, porque están saturados y no cuentan con alguna zona para guardar los cuerpos en refrigeradores, por lo que sugieren llevar el cuerpo al cementerio", agregó.

Ante esta situación, la diputada local hizo un llamado al Gobierno capitalino, para que los crematorios amplíen sus horarios de atención las 24 horas del día, además de que tengan mayor margen de maniobra para realizar el proceso de cremación, así como implementar guardias con su personal para atender a las personas.

"De esta manera, la entrega de las cenizas de las personas fallecidas será más rápida, ya que se ha reportado que se están tardando hasta tres días en entregarlas", agregó.

Subrayó que en los panteones San Nicolás Tolentino, el de San Isidro y el de 20 de Noviembre, urge implementar esta medida, para que brinden el servicio de cremación durante toda la noche y haya mayor rapidez en el manejo y entrega de las cenizas.

Quiroga Anguiano dijo que ante la inminente etapa crítica de la contingencia, donde prevén aumente el número de defunciones, las funerarias deben estar en condiciones adecuadas, para ofrecer sus servicios y evitar escenarios, como los que vivieron en Ecuador, donde los cadáveres permanecieron durante horas en calles o casas, debido a que los panteones y servicios funerarios colapsaron.