Piden justicia 35 mil mujeres en marcha de Guadalajara

Guadalajara, 8 de Mar (Notimex).- El grito que unificó la voz de las 35 mil asistentes a la marcha feminista fue estruendoso al final de las dos horas y media de caminata por las avenidas de Guadalajara: “¡Justicia, justicia!”, complementado con “¡No estás sola, no estás sola!”, al escuchar los testimonios de familiares de mujeres víctimas de feminicidio o de personas desaparecidas.

La marcha transcurrió con tranquilidad, en paz. El Ayuntamiento de Guadalajara sólo reportó un detenido por insultar a las participantes a la manifestación y fue remitido a los juzgados municipales. Una participante entró en crisis al escuchar el estallido de un petardo.

Se registraron pintas en un comercio, un parabús y en la Glorieta de los desaparecidos, donde culminó la manifestación pasadas las 20:00 horas. Lo demás, fue una exigencia para que se detuviera la violencias, se castigue el feminicidio y se detenga el acoso.

“¿A poco no está chingón?”, le preguntaba a gritos María Esther, mujeres de la tercera edad, a una chica que tomaba fotografías. No fue su primera marcha, perdió la cuenta. Le pidió a su esposo que la llevara y la dejara sola.

“Yo me manejo aquí”, le dijo. Caminó delante del primer contingente. Lloró varias veces.

“Han abusado bastante de nosotras, en casa, los amigos, en el trabajo. Esta cosa que me entusiasma, chingona, hoy es un día histórico”, mencionó a Notimex. Terminó la frase y lloró. 

Protección Civil Jalisco estatal confirmó que fueron 35 mil las asistentes a la marcha por el Día Internacional de la Mujer, que encabezaron familiares de mujeres víctimas de feminicidio y de personas desaparecidas.

“No están solas”, fue el grito en la primera parte del contingente. “Vivas se las llevaron, vivas las querremos”, “No son muertas, son asesinadas”, fueron frases constantes. Una mujer tocó un cilindro con el tema “De qué manera te olvido”, mientras la manifestación cruzaba la avenida Federalismo.

Mujeres de la Comisaría de Seguridad de Guadalajara acompañaron la manifestación en bloques, sobre la banqueta, a cinco metros de la manifestación, policías y bomberas estatales y de Guadalajara, resguardaron la seguridad.

Lourdes asistió por primera vez a una marcha “que salgan en las noches y no regresen”, mencionó a esta agencia de noticias, y lamentó que las muertes de mujeres sean “cada vez más salvajes”. Adelantó que este lunes 9 de marzo no irá a trabajar. “Se tiene que sentir que no estamos”. 

A lo largo del recorrido hubo aplausos de apoyo, gritos. Grupos numerosos se sumaron. En la confluencia de las avenidas Juárez y Enrique Díaz de León, frente a la rectoría de la Universidad de Guadalajara, el grito “No más acoso en la Universidad”, permaneció por varios minutos.

A unos metros, una familia entregó limonada gratuita con flores de campanilla para que el líquido tomara el color morado. En la conclusión de la caminata poco más de dos horas después de su inicio, se desplegaron una bandera tricolor gigante y un tejido que representaba una mancha de sangre.

Además se pintó el monumento a los Niños Héroes con frases como “Muerte al macho”, “Nos subestimaron”, “No hay paz para el gobierno” y “No son muertas, son asesinadas”.

La multitud rodeó la Glorieta de los desaparecidos se escucharon testimonios de personas que perdieron a sus hermanas, a sus madres. Se acusó a las autoridades de no concluir las investigaciones, varios hombres fueron señalados con nombres y apellidos de asesinar a mujeres.

Después de cada participación el grito fue el mismo, estruendoso y firme: “¡Justicia, justicia!”, “¡No estás sola, no estás sola!”. Un hombre fue expulsado de la concentración al final de la marcha por un incidente con las manifestantes.

Saray, diseñadora de profesión, afirmó que en la marcha se sintió segura y la de este 8 de marzo, fue las más más multitudinaria de las tres a las que ha asistido.

“Te puedes dar cuenta que todas hemos sido violentadas alguna vez o abusadas. Queremos que el gobierno se dé cuenta que no hay justicia y los feminicidas no son castigados”, mencionó.

Después de escuchar varios testimonios, el mitin concluyó. El piso de la calle brillaba por la diamantina morada que lanzaron las asistentes a la manifestación.  

-Fin de Nota-

NTX/FDG