Piden investigar a funcionarios de Fresno por avisar a empresa de inspección

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles, 26 mar (EFE News).- El Caucus Latino de California está pidiendo al gobernador Gavin Newsom que investigue al Departamento de Salud del Condado de Fresno por supuestamente advertir a la compañía Foster Farms sobre una inspección de las autoridades estatales de seguridad.

El llamado se produce después de que el periódico Fresno Bee informara que los funcionarios del Departamento de Salud de Frenso dieron información confidencial a los ejecutivos de Foster Farms, advirtiéndoles con anticipación sobre las inspecciones contra la covid-19 de Cal/OSHA, la autoridad de California de seguridad y salud en el trabajo.

Durante una conferencia de prensa, varios legisladores cuestionaron si el Departamento de Salud estaba comprometido con la protección de Foster Farms o sus empleados.

Al menos cinco personas murieron y 22 fueron hospitalizadas después de contraer covid-19 en la planta de Foster Farms en South Cherry Avenue en este condado del centro del estado, eminentemente agrícola.

El asambleísta Robert Rivas, vicepresidente del Caucus Latino, dijo a medios locales que estas muertes podrían haberse evitado.

“Como nieto de un trabajador agrícola, personalmente estoy ofendido por las acciones tomadas por estos funcionarios de salud del condado de Fresno. Tienen familias, tienen raíces en nuestra comunidad, y el público se merece respuestas”, subrayó Rivas.

Citado por el canal ABC30, el director administrativo del condado de Fresno, Jean Rosseau, dijo que las acusaciones no son precisas.

Añadió que en noviembre pasado, el condado había estado trabajando con Foster Farms en protocolos de seguridad, pero una vez que notaron que las tasas de casos aumentaban, se comunicaron con Cal/OSHA.

Esta no es la primera vez que la compañía Foster Farms se ve envuelta en una controversia en medio de la pandemia. En agosto pasado la Unión de Campesinos (UFW) planteó la posibilidad de realizar un boicot contra la procesadora de pollo ubicada en Livingston, California, después de que, según el sindicato, la compañía no cumpliera con los protocolos de seguridad ante un brote mortal de covid-19.

Al menos 392 empleados habían dado positivo por covid-19 desde abril hasta agosto, y al menos ocho trabajadores contagiados han muerto.

Los representantes de UFW aseguraron entonces que Foster Farms falló repetidamente en su responsabilidad de proteger adecuadamente a sus empleados.

(c) Agencia EFE