Piden entrega de medalla Belisario Domínguez a trabajadores de salud

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Zoé Robledo pidió a los senadores que entreguen la medalla Belisario Domínguez a los trabajadores de la salud que se han concentrado en la atención de la pandemia por Covid-19.

Al comparecer ante la Cámara Alta, Robledo hizo votos porque se considere a los trabajadores sanitarios para recibir la máxima presea de reconocimiento que entrega esta legislatura.

"Nuestras médicas, médicos y enfermeros hicieron todo lo que estuvo a su alcance para salvarlos (a sus pacientes) por eso a ellos y a ellas, los que no han parado, que siguen ahí, se han contagiado y han perdido la vida, nuestro reconocimiento. El país está en deuda con ellos y ojalá, de verdad, haya eco a la propuesta de entregarle la medalla Belisario Domínguez al personal de salud", pidió.

El Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) necesita independencia presupuestal para no depender de la Secretaría de Hacienda para contratar personal o adquirir medicamentos y equipo.

El director de la institución, Luis Antonio Ramírez Pineda, dijo a los Senadores de las comisiones de Salud y Seguridad Social que es necesario realizar reformas a la ley del ISSSTE.

"Desde hace mucho tiempo no se le permitió al ISSSTE contratar personal, sino por honorarios o eventuales. Este es un fenómeno que venimos viviendo desde hace muchos años. Tenemos a una buena cantidad de trabajadores, enfermeras y médicos, 7 mil por año, que están trabajando en el ISSSTE sin ningún tipo de prestación", dijo.

"No tenemos la libertad para contratar médicos, sólo podemos depender de los recursos que nos aporta el congreso. El desafío es tratar de imaginar cómo le hacemos para que con el poco recurso que nos queda, poderlo estirar, por eso los ahorros son tan importantes. Necesitamos modificar la Ley del ISSSTE y sacarlo de esta inmovilidad hacendaria".

Ante los cuestionamientos de los legisladores, tanto Ramírez Pineda como Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, reconocieron que ha habido desabasto de medicamentos oncológicos pero que esta situación responde a un contexto internacional con los países que se dedican a la manufactura, como China e India.

Señaló que el problema en México es estructural y que proviene de que las opciones para realizar mezclas continúan recayendo en un sólo proveedor.

Ante esto se ha reforzado la compra consolidada, la adquisición de insumos desde las delegaciones, el reembolso a los pacientes, y compras complementarias con la Secretaría de Salud. Sostuvo que es "falso" que no se hayan entregado medicamentos oncológicos en todo el año.

"Es un asunto estructural, la situación internacional ha existido y se ha comprometido el abasto en distintas partes del mundo producto de la pandemia, pero no es lo único: el tema del abasto viene de antes", dijo Robledo.

"La compra de medicamentos, a la hora de diversificarse de un sólo proveedor, las opciones para realizar mezclas siguen concentradas en un sólo proveedor que es parte de Laboratorios Pisa. Necesitamos recuperar las capacidades del IMSS, que antes hacía sus mezclas y ahora las subroga".