Piden Ecologistas en Acción rescatar personas, no aerolíneas

* Más de 60 organizaciones demandan no salvar con dinero público a la aviación comercial

Madrid, 28 Abr (Notimex).- Más de 60 organizaciones de la sociedad civil, lideradas por Ecologistas en Acción, piden al Gobierno español no rescatar con dinero público a las aerolíneas y destinar esos recursos para atender las necesidades de los trabajadores, al tiempo de invertir en la transición a un transporte más sostenible.

Las entidades firmantes, que representan a cientos de organizaciones de diverso tipo (ambientales, ONG, sindicatos, movimientos sociales e universidades), son contrarias al rescate de compañías aéreas mediante inyecciones de dinero público.

Consideran que los recursos del contribuyente deben ser destinados a atender las necesidades de trabajadores, al tiempo de invertir en la transición hacia un modelo de transporte más justo y sostenible.

La carta fue enviada al Gobierno y, directamente, a los ministros de Transporte, José Luis Ábalos, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y se enmarca en una campaña global de oposición a los rescates públicos a aerolíneas, encabezada por la red Stay Grounded, en la que participan cientos de organizaciones de todo el mundo.

Igualmente, se lanzó una petición a través de la plataforma change.org, para que cualquier persona a título individual pueda firmar la carta y reclamar que los Gobiernos rescaten a las personas y no a los aviones.

Entre otras cosas, la carta menciona que en plena crisis de la COVID-19, la industria de la aviación exige rescates pagados por los contribuyentes y sin condiciones, a pesar de que en los últimos años se ha opuesto a cualquier intento de acabar con sus exenciones de impuestos y ha rechazado contribuir a los objetivos mundiales de reducción de emisiones.

Señala que la aviación es responsable de entre el 5 y el 8 por ciento del impacto climático global, causado principalmente por una minoría que vuela frecuentemente. Además, este sector asume que el porcentaje seguirá creciendo.

Exige que toda asistencia financiera debe asegurar que los trabajadores son apoyados, protegiendo su salud y sus trabajos, y una renta básica vital real durante la crisis debe ser garantizada a asistentes de vuelo, pilotos, personal de tierra, proveedores y otras personas trabajadoras afectadas.

Menciona que una condición para el apoyo público debe ser el compromiso hacia una senda de calentamiento global de 1.5 grados Celsius, por lo que la reducción de emisiones debe ser drástica y sin emplear sistemas dudosos de contabilidad, como compensaciones de emisiones o apostar por biocombustibles que dañan al medio ambiente, a la seguridad alimentaria y a los derechos de la tierra.

Tras considerar que la “aviación verde” es una ilusión, indica que el transporte aéreo debe reducirse, asegurando alternativas asequibles como el transporte ferroviario, y capacitando a los trabajadores a abandonar los trabajos dependientes de los combustibles fósiles, sustituyéndolos por empleos sostenibles.

Finalmente, señala que “no es justo salvar a la industria de la aviación con el dinero de los contribuyentes, cuando apenas paga impuestos, por lo que las exenciones fiscales deben desaparecer”.

Al calce vienen los nombres de las organizaciones que firman la misiva.

-Fin de nota-

NTX/MADA/AEG