Piden diputadas priístas comparecencia de Rosario Piedra Ibarra

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- Por la inadecuada operación política, el sesgo y falta de imparcialidad de Rosario Piedra Ibarra, al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), las diputadas federales priístas Sue Ellen Bernal, Norma Aceves y Cynthia López afirmaron que es necesario que la funcionaria rinda cuentas de su actuación en la Cámara de Diputados.

Las legisladoras recriminaron que la titular de este organismo emita pronunciamientos políticos y electorales, lo que contraviene con lo dispuesto en la Constitución, en lugar de atender los temas que sí le corresponden y en defensa de los ciudadanos.

La legisladora Sue Ellen Bernal consideró penoso que hoy la CNDH, organismo que deber ser autónomo, esté al servicio del gobierno, que incluso haya solicitado con su actual presidenta la inconstitucionalidad de leyes como la de deudores alimentarios en Yucatán, olvidando los derechos de los infantes y las mujeres.

Expuso que el Consejo Consultivo de la misma Comisión salió a desmentir las recomendaciones emitidas en torno a la Reforma Electoral y en contra del Instituto Nacional Electoral (INE), exhibiendo que estas fueron una interpretación de un acuerdo que tomaron en abril referente a años anteriores y que se retomó erróneamente.

A su vez, Cynthia López Castro explicó que el llamado a comparecer es por la falta de profesionalismo de Piedra Ibarra y violar la Carta Magna. Aseveró que es inadmisible que quien debe hacer recomendaciones del más alto nivel quiera hacer una emboscada al INE.

Aseveró que con su pronunciamiento desacredita el debate, se inmiscuye en temas que no le competen quitando fuerza a los legisladores, incluso a los de Morena, mientras olvida reaccionar por las 10 mujeres que mueren diario, los asesinatos a periodistas, los feminicidios. Ahí, subrayó, se necesitan sus recomendaciones.

Por su parte, Norma Aceves celebró la recuperación de la memoria sobre violaciones a derechos políticos y electorales comprendidos entre 1951-1965, para garantizar la no repetición de estos hechos; pero indicó que, recientemente, en el último proceso electoral federal de 2021, hubo 102 asesinatos y 782 agresiones o amenazas a candidatos o políticos, por lo que fue el más violento de nuestra historia.

"Los hechos de ayer, requieren memoria y justicia, los de hoy compromiso, reconocimiento y atención por parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno y de los organismos autónomos como la CNDH, que no ha presentado ninguna recomendación o comunicado sobre los hechos de violencia política, así como sobre los 66 homicidios contra periodistas".

"Mirar al pasado, sin poner atención al presente, no solo es una visión parcial y tendenciosa, sino también una renuncia a las obligaciones que la Constitución nos impone", coincidieron las diputadas priistas.