Piden el cese del director de un museo en Hungría por comparar a George Soros con Hitler

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El financiero George Soros en Viena

BUDAPEST, 28 nov (Reuters) - El principal partido de la oposición de Hungría se unió el domingo a las exigencias para que el primer ministro Viktor Orbán destituya al director de un museo financiado por el Estado por sus comentarios de marcado carácter antisemita, en los que comparó al financiero estadounidense George Soros con Adolf Hitler.

El nacionalista Orbán ha hecho comentarios despectivos en numerosas ocasiones sobre Soros, un judío de origen húngaro que emigró tras la Segunda Guerra Mundial, atacándolo como parte de su campaña general contra la inmigración. Orban acusa a Bruselas de intentar obligar a Hungría a aceptar inmigrantes bajo la influencia de Soros.

En un artículo de opinión publicado el sábado, Szilard Demeter, que dirige el Museo Literario de Petofi y actúa como comisario cultural del Gobierno, llamó a Soros "el Führer liberal" y afirmó que Europa es la "cámara de gas" de Soros con "gas venenoso" fluyendo de la cápsula de la sociedad abierta multicultural.

Demeter anunció el domingo en un comunicado que retirará el artículo, dando la razón a sus críticos en que "el paralelismo nazi podría dañar la memoria de las víctimas de forma involuntaria".

Varios grupos de judíos húngaros, incluida la Federación de Comunidades Judías Húngaras, calificaron los comentarios de "imperdonables" y de "fea provocación".

El principal partido de la oposición, la izquierdista Coalición Democrática, pidió el despido inmediato de Demeter.

"La Coalición Democrática espera que el Gobierno deje a Szilard Demeter sin empleo para el final del día. Un hombre como él no tiene cabida en la vida pública, no sólo en un país europeo sino en cualquier parte del mundo", dijo.

El Gobierno húngaro no ha respondido a las preguntas de Reuters sobre si comparte las opiniones de Demeter.

En referencia a una disputa presupuestaria entre Polonia y Hungría y la Unión Europea, Demeter dijo que los polacos y los húngaros son los "nuevos judíos" que están en el punto de mira de los progresistas que intentan expulsarlos del bloque.

Polonia y Hungría han dicho que bloquearán los nuevos presupuestos de la Unión Europea y el fondo de recuperación del coronavirus si se imponen condiciones de respeto al Estado de derecho.

La embajada de Israel expresó en un mensaje de la red social Twitter su rechazo total del "uso y abuso de la memoria del Holocausto para cualquier propósito. (...) No hay justificación para conectar el peor crimen de la historia de la humanidad, o sus autores, a ningún debate contemporáneo, no importa cuán esencial sea".

Soros ha tenido numerosos desencuentros con el Gobierno de Orbán a lo largo de los años por aportar fondos a organizaciones e instituciones de corte progresista en Hungría. En 2019, la Universidad Centroeuropea fundada por Soros anunció el traslado de la mayoría de sus operaciones a Viena y su salida del país, forzada por el Gobierno nacionalista de Orbán.

(Información de Krisztina Than; editado por Raissa Kasolowsky; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)