Piden no cerrar el Centro Histórico de Toluca los fines de semana

TOLUCA, Méx., noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Derivado de las afectaciones ambientales y económicas que conlleva la decisión unilateral de cerrar la circulación vehicular en el centro histórico de Toluca los fines de semana, los diputados Mexiquenses emitieron un exhorto al presidente municipal de Toluca, Raymundo Martínez Carbajal, para que dialogue con comerciantes y empresarios y se discuta una solución.

La propuesta fue de la diputada Mónica Álvarez Nemer (Morena), pues a la par de los conflictos señalados, indicó que el cierre atrajo la presencia de comercio ambulante sin restricción en esta zona.

Por lo anterior, planteó este punto de acuerdo, por considerar que hubo una caída en ventas al registrar entre un 50 y 80%, además de pérdidas económicas por 15 millones de pesos por cada fin de semana con el centro histórico cerrado a la circulación, para los comercios formalmente establecidos.

Dijo que de acuerdo con los comerciantes organizados de esta zona de la ciudad, las afectaciones no sólo implican el descenso de las ventas, sino el incremento del comercio informal. Destacó que se han detectado vendedores ambulantes vendiendo bebidas alcohólicas en plena vía pública, como pulque y cervezas, lo cual representa una falta grave sin que las autoridades municipales tomen cartas en el asunto, sentenció.

Al detallar que representantes del Patronato Pro-Centro Histórico y el Concaem, Canacintra, Canirac, Coparmex, Asociación de Estacionamientos del Valle de Toluca y la Arquidiócesis de Toluca, han buscado dialogar con las autoridades municipales sin que se les tome en cuenta.

Insistió en que prevalecen pérdidas en el sector restaurantero, las plazas comerciales, zapaterías, tiendas de telas y los estacionamientos, giros que dan empleo a cientos de personas.