Piden boicot a Coca-Cola, McDonald’s y PepsiCo por seguir operando en Rusia

·4  min de lectura

Los llamados a boicotear a McDonald’s, Coca-Cola y PepsiCo han aumentado, pues las empresas no se han unido a las filas de otras grandes firmas globales que han detenido sus operaciones en Rusia.

Tres cadenas de supermercados en Ucrania anunciaron que retirarían los productos de Coca-Cola de sus estantes, mientras que los hashtags #BoycottCocaCola, #BoycottPepsi y #BoycottMcDonalds eran tendencia en Twitter a lo largo del fin de semana, con la promesa de los consumidores de no comprar sus productos mientras continúen haciendo negocios en Rusia.

Docenas de grandes corporaciones, incluidas Apple y Netflix, han dejado de operar en el país desde que hace 10 días el presidente Vladimir Putin lanzó un ataque a gran escala contra Ucrania.

Pero, aunque muchas empresas han tomado una posición, varias empresas de alimentos y bebidas han guardado silencio y se han negado a cortar lazos con Rusia.

Las más importantes, entre ellas McDonald’s, Coca-Cola y PepsiCo, están siendo cada vez más presionadas tanto por figuras políticas como por usuarios de redes sociales para que retiren sus negocios del país.

La cadena de supermercados ucraniana Novus anunció el viernes que dejaría de vender productos Coca-Cola (incluyendo Coca-Cola, Fanta, Schweppes y agua mineral BonAqua), y calificó a la compañía de “sinvergüenza” por seguir “trabajando con los invasores con toda su fuerza”.

“Nuestra cadena de supermercados ya no trabaja con la compañía Coca-Cola, que sigue operando en el territorio del agresor” mencionó la empresa en una publicación de Facebook.

“Estamos abandonando todos los productos pertenecientes a la marca”.

La cadena de supermercados Fozzy Group también informó que estaba retirando todos los productos de sus estantes y deteniendo todas las próximas entregas.

“A partir de hoy, retiraremos todos los productos de los estantes de las tiendas Silpo, Fora, FOZZY Cash&Carry, Market super Thrash (Thrash), y detendremos todas las entregas futuras”, precisó la compañía, según Interfax-Ucrania.

Varus también se unió al boicot, citando la “posición oficial de la empresa Coca-Cola de continuar sus actividades en el mercado del país agresor”.

El boicot se derivó después de que la agencia de noticias estatal rusa TASS reportara el jueves que la empresa se había comprometido a mantener sus operaciones en el país.

Un portavoz de Coca-Cola Hellenic Bottling Company, la empresa embotelladora que tiene los derechos exclusivos para distribuir sus productos en Rusia y otros países, supuestamente le dijo al medio que “todas las instalaciones operativas, de producción y logísticas de Coca-Cola en Rusia están trabajando”.

“Somos totalmente responsables ante los socios, la sociedad y miles de nuestros empleados en Rusia. Nuestra prioridad es la seguridad de nuestros empleados”, aseguró supuestamente el portavoz.

The Coca-Cola Company no ha negado la declaración.

El jueves, la empresa publicó un comunicado en el que señalaba que donaría US$1.08 millones (€1 millón) a la Cruz Roja para apoyar sus movimientos en Ucrania, y que haría donaciones a las organizaciones de la Cruz Roja en las naciones vecinas de Rumania, Hungría, Eslovaquia y Polonia.

“Si bien estas son nuestras acciones hoy, continuaremos monitoreando la situación de cerca”, dijo la compañía.

La empresa no mencionó a Rusia en el comunicado y pidió “paz en la región”.

Mientras tanto, ni McDonald's ni PepsiCo han emitido declaraciones sobre la guerra de Rusia contra Ucrania.

El contralor del estado de Nueva York, Thomas DiNapoli, envió el viernes una carta a varias empresas importantes, incluidas McDonald's y PepsiCo, pidiéndoles que detuvieran sus operaciones en Rusia.

Advirtió a las empresas que enfrentan “riesgos legales, de cumplimiento, operacionales, de derechos humanos, de personal y de reputación, significativos y cada vez mayores” al seguir trabajando en el país.

Un boicot de su parte jugaría un papel importante en “la condena del papel de Rusia en socavar fundamentalmente el orden internacional”, escribió, según Reuters.

La carta también se envió a otras grandes empresas, como los gigantes de los cosméticos Estee Lauder Cosmetics y Coty, la confitería Mondelez y la empresa de bienes de consumo rápido Kimberly-Clark.

McDonalds tiene 847 restaurantes en Rusia, y el país representa alrededor del 9 por ciento de sus ingresos totales, según el sitio web de la compañía.

Para PepsiCo, Rusia significó alrededor del 4 por ciento de sus ingresos globales el año pasado. La empresa afirma ser el mayor fabricante de alimentos y bebidas del país.

The Independent se ha comunicado con The Coca-Cola Company, PepsiCo y McDonald's para obtener comentarios.