Piden a AMLO hospital Covid para indígenas de Tehuantepec

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., julio 31 (EL UNIVERSAL).- Los integrantes de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), de la Resistencia Civil del Istmo, y de la Asamblea de Pueblos y Colonias de la Zona Norte del Istmo, exigieron al gobierno de México el establecimiento de un hospital de campaña Covid-19 en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, para atender de manera urgente los contagios acelerados por el nuevo coronavirus en los pueblos zapotecas, mixes y zoques de la micro región.

A través de un comunicado de prensa, las organizaciones manifestaron que esta petición se planteó al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, durante su visita la semana pasada a dicha región por la supervisión de obras y carreteras ligadas al Proyecto Transístmico; sin embargo, afirmaron que la respuesta del mandatario fue hacerles saber que ya existe el Hospital Covid en Juchitán, a lo que ellos argumentaron que para trasladar aquí a los pacientes, a una hora de distancia, requieren ambulancias equipadas que no poseen.

"En los últimos días la propagación del coronavirus en esta región adquirió un ritmo acelerado, además que algunas clínicas y unidades médicas rurales del sistema IMSS Bienestar enfrentan desabasto de medicamentos, así como de personal. Algunos brotes ya se reportaron en comunidades como Benito Juárez, San Miguel Chimalapas, Santa María Chimalapas, San Juan Guichicovi, San Juan Cotzocon, Uxpanapa, Colonia Cuauhtémoc, Matías Romero, El Barrio de la Soledad, Santa María Petapa", detallaron.

Pero hicieron hincapié en que la ciudad de Matías Romero, ante la insuficiencia de servicios médicos, se está orillando a que decenas de enfermos, principalmente indígenas mixes, zoques, chinantecos y zapotecas, se aíslen en sus casas, sin ningún tipo de atención médica, por lo que esto puede llegar a sumar muertos relacionados con Covid-19 sin registro oficial.

Ante este panorama desolador para los pueblos indígenas de la zona norte del Istmo, las organizaciones de resistencia civil volvieron a lanzar una alerta al gobierno de México, exigiendo respeto al derecho a la vida y a la salud, además de un hospital campaña, la dotación de cubrebocas, gel antibacterial, medicamentos, e insumos necesarios para las clínicas de las comunidades.

Luego de que se diera a conocer que las autoridades sanitarias del gobierno federal señalaban un incremento considerable en el nivel de contagios y defunciones a causa de este virus en el Istmo y la Cuenca de Oaxaca, desde el pasado 19 de julio el gobierno estatal determinó llamar al confinamiento total y voluntario hasta el 29 de julio, con la finalidad de reducir los efectos de la pandemia en ambas regiones.

Hasta el momento, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) reportaron que hay 10 mil 336 casos por Covid-19 en la entidad, y se han acumulado 941 fallecimientos relacionados a éste. Del total de casos, la Jurisdicción Sanitaria del Istmo concentra mil 6 casos y 148 muertes.

Sin embargo, a más de cuatro meses de haberse declarado la pandemia en México, existen pueblos originarios que carecen de información y herramientas básicas para la detección de síntomas de Covid-19, y hay gente que muere en abandono, sin saber por qué.

El pasado 20 de julio, EL UNIVERSAL dio a conocer que la comunidad zoque de Santa María Chimalapa, asentada en la selva, al menos una veintena de personas habían muerto con sintomatología como tos, fiebre y diarrea, pero al no contar con ningún servicio de salud o clínica, desconocían la causa de los decesos.

Dicha situación ya era de conocimiento de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), que inició el cuaderno de antecedentes DDHPO/CA/0264/(10)/OAX/2020 al tener conocimiento por medio de pobladores que en el Centro de Salud ubicado en Santa María Chimalapa lleva meses cerrado; mientras que aumentó el número de pobladores que han presentado sintomatología propia del nuevo coronavirus.