Pide PNUD fortalecer programas y fondos de prevención, no cancelarlos

CIUDAD DE MÉXICO, junio 16 (EL UNIVERSAL).- El Programa de Apoyo a la Reducción del Riesgo de Desastres en México de las Naciones Unidas aseguró que el país vive "dos desastres emparejados": el Covid-19, y los daños por fenómenos metereológicos que dejaron inundada y dañada la península mexicana, lo que evidencia la necesidad de fortalecer los programas y fondos de prevención y atención de contingencias, no de cancelar sus recursos.

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) es auditable, tiene reglas de operación y mecanismos de vigilancia, pero hay fallas por la falta de revisión de proyectos, la asignación de contratos a constructores o proveedores, y eso no depende del Fondo, establecieron Xavier Moya y Luis Mauricio Escalante Solís, coordinador y asesor respectivamente del Programa de Apoyo a la Reducción del Riesgo de Desastres en México del PNUD.

Lo que sí se requiere es hacer obligatorias las inversiones seguras, expuso Moya al recordar un caso en Motozintla, Chiapas, donde se ha reconstruido 4 veces una escuela o en Campeche, en que un puente se ha vuelto a construir 3 veces.

Esto porque las normas indican que se debe construir donde se presentó la destrucción de infraestructura, o no se evalúa que es precisamente un zona de riesgo donde no se debe volver a construir, explicaron.

Ante la Comisión de Protección Civil de la Cámara de Diputados para analizar la propuesta de Morena para extinguir 44 fideicomisos y fondos, entre ellos el Fonden y el Fopreden, ambos funcionarios reconocieron que sí se requiere sobre todo revisar la aplicación de recursos, dar mayor eficiencia, transparencia y mejorar la prevención de desastres, mejorar la evaluación de daños y el resultado final de las inversiones.

Pero alertaron que no deben desaparecer ni Fonden ni Fopreden pues México tiene niveles de riesgo que debe atender y prevenir, y no hacerlo le impedirá a su vez combatir la pobreza o crecer.

El objetivo si debería ser destinar cada vez menos al Fonden pero porque se han prevenido desastres con construcción de infraestructura de agua y vivienda y con medidas de construcción que baje los riesgos, pero –alertó  Moya- "no dar prioridad a un tema puede poner riesgos y generar gastos".

México es el país con mayor número de desastres ocasionado por fenómenos naturales en América Latina (fenómenos geológicos, climáticos) y el quinto con mayor cantidad de daños y pérdidas totales por estos desastres, por lo que extinguir ambos fondos aumentará pérdidas económicas e impactará en la recuperación de las comunidades y la economía de las familias, valoraron.  

Sin el Fopreden los daños serían mayores porque "estamos pasando de desastres puntuales a desastres continuos (hoy) tenemos dos desastres emparejados, el del covid-19 y el de inundaciones, lluvias y se requieren mecanismos planificados para una recuperación y reconstrucción con visión de desarrollo y sostenible, pero para eso hace falta que la asignación de recursos  sea gradual, secuencial y sostenible", indicó Escalante.

El Fonden tiene reglas de operación y mecanismos de vigilancia, por lo que "muchas de las críticas son a quienes son contratados para operar la reconstrucción" por ejemplo contratistas, constructores, proveedores, lo que no depende del Fondo, estableció.?Respecto al Fopreden planteó que  si no se toman en cuenta los riesgos en el desarrollo y crecimiento económico no se podrán cumplir los objetivos de crecimiento y de combate a la pobreza.