Pide MC que se respete proceso de fiscalización superior

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 23 (EL UNIVERSAL).- Luego de que Auditoria Superior de la Federación (ASF) reconoció que existen inconsistencias en la metodología que utilizó para determinar el costo de la cancelación del aeropuerto de Texcoco; el partido Movimiento Ciudadano pidió que se respete el proceso de fiscalización superior.

El partido dijo, mediante un comunicado, que el Presidente de la República no puede ni debe presionar a la ASF, pero tampoco ésta puede ni debe dejarse amedrentar a partir de coacciones políticas o mediáticas.

En lo que respecta a la polémica sobre las observaciones emitidas por la ASF a la cancelación del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco en el Informe del Resultado de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2019, Movimiento Ciudadano expone lo siguiente:

La ASF es un órgano fundamental de la democracia mexicana y un contrapeso en la vigilancia del ejercicio de los recursos públicos en todos los órdenes de gobierno; su trabajo ha contribuido a la profesionalización y al mejoramiento de prácticas en todos los sectores de gobierno.

Por ello, la ASF no debe dejarse presionar por nadie para realizar su trabajo y sus funciones constitucionales. Las declaraciones que el Presidente de la República realizó, descalificando la información ofrecida por la Auditoria, están fuera de lugar en un país de instituciones y sólo politizan y entorpecen el proceso de fiscalización.

El proceso de fiscalización superior sigue plazos y etapas claramente establecidas en la ley. La ASF no puede "retractarse", como se ha interpretado a partir de un comunicado emitido por ésta. La Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación contempla los procedimientos, etapas y plazos para realizar aclaraciones a las auditorías y observaciones que emite la Auditoría Superior y para solventar las mismas.

En resumen, en el proceso de fiscalización, ni el Presidente ni ningún otro ente público puede amedrentar a la Auditoría en la palestra pública, ni ésta puede dejarse amedrentar a partir de presiones políticas y mediáticas.

Ante ello, Movimiento Ciudadano considera que lo más sano, para el sistema de fiscalización superior y el equilibrio de poderes, es que la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados cite a comparecer a los auditores especiales responsables y si fuera necesario al propio Auditor Superior, para aclarar los supuestos errores metodológicos, transparentar los alcances de la auditoría realizada y eliminar cualquier vicio de desinformación y manipulación en torno a este tema.

La premisa de que México necesita un órgano de fiscalización fuerte, autónomo y con solvencia técnica siempre ha sido defendida por Movimiento Ciudadano. Por ello, hacemos un llamado a la responsabilidad de todas las instancias involucradas: al Ejecutivo Federal para entender que los manotazos y aspavientos no tienen cabida en un sistema de contrapesos y equilibrio de poderes; a la ASF para defender con firmeza su autonomía y su trabajo, y a las fuerzas políticas para dejar de politizar y manipular la información sobre este tema.