PIB en Cuba cae 11% en 2020: COVID, sanciones y poco turismo

ANDREA RODRÍGUEZ
·3  min de lectura
Un mesero, con una mascarilla como precaución contra el nuevo coronavirus, sostiene un menú de restaurante que enumera las ofertas del día, en La Habana, Cuba, el viernes 11 de diciembre de 2020. (AP Foto/Ramon Espinosa)

LA HABANA (AP) — La economía cubana cayó 11% en 2020, sobre todo por la contracción del turismo, la paralización derivada de la pandemia y las sanciones impuestas por Estados Unidos, informaron el jueves las autoridades.

El viceprimer ministro y titular de Economía, Alejandro Gil, hizo un balance de las finanzas ante los diputados de las unicameral Asamblea Nacional del Poder Popular, que tienen su última sesión del año.

“Aspirábamos recibir este año alrededor de cinco millones de visitantes, pero producto de la pandemia, el cierre de fronteras y el recrudecimiento del bloqueo, el 2020 cierra en el entorno del millón”, dijo el Gil.

La sesión estuvo encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel y el secretario del Partido Comunista y exmandatario Raúl Castro, quienes también son diputados.

La contracción del Producto Interno Bruto (PIB) fue mayor en el segundo trimestre, explicó Gil, y mejoró gradualmente en el tercero y cuarto.

Cuba paralizó su transporte y las clases, cerró sus fronteras al turismo, vuelos comerciales, bares y restaurantes, así como talleres y centros de labor estatal y privada para frenar los contagios de coronavirus.

La economía cubana estaba afectada desde 2019, con problemas de ineficiencia propia y un incremento de las sanciones impuestas por Donald Trump, quien dicto más de 200 medidas para asfixiar la economía y presionar un cambio de modelo político.

En las calles esto se tradujo en colas para conseguir alimentos, desabastos, incremento de precios y un extenso mercado negro.

Gil indicó que para 2021 a partir de la apertura del turismo --podrían llegar unos dos millones de visitantes-- y el deshielo económico espera un crecimiento de entre 6% y 7% del PIB.

Las autoridades informaron que a partir del 1 de enero entrará en vigor una reforma monetaria y salarial que eliminará la doble moneda, por lo que solo quedarán los pesos cubanos (CUP). Sin embargo, en paralelo se autorizaron las tiendas en dólares para captar monedas fuertes ante la carencia de estas.

El gobierno insistió en que no se trata de una dolarización de la economía y Gil aseguró que 88% de estas ventas se realizará en 2021 en pesos cubanos y poco más del 11% en divisas extranjeras.

Por su parte, en su discurso de clausura, Díaz-Canel destacó que pese a la crisis que significó el desplome del PIB el país logró un control relativo de la pandemia.

“Hemos tenido menos comida, transporte, pero también menos contagios, enfermedades y fallecidos. Sólo se explica porque hemos tenido más justicia social, más socialismo”, señaló Díaz-Canel, quien además se refirió al nuevo contexto que se abre a partir de la toma de gobierno por el estadounidense Joe Biden, con quien espera tener una relación respetuosa de las diferencias.

Los 600 diputados de la Asamblea también fijaron un nuevo cronograma legislativo para decenas de normas que deben ser aprobadas o adecuadas al calor de la nueva Constitución aprobada en 2019, pero que quedaron rezagadas por la paralización de COVID-19.

En total se espera que en entre 2021 y 2022 se dicten unas 25 leyes y disposiciones jurídicas, entre ellas, una para el bienestar animal, de vivienda, de comunicación social y de defensa y seguridad nacional entre otras.

En tanto, el polémico Código de Familias —que generó muchos debates populares debido al reconocimiento de las uniones homosexuales— será pospuesto para ser estudiado con más detenimiento, dijeron los parlamentarios.

———-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP