Sólido crecimiento del PIB de Brasil impulsa esfuerzos de reelección de Bolsonaro

·2  min de lectura
Imagen de archivo de precios de productos en un mercado de Río de Janeiro, Brasil.

BRASILIA, 1 sep (Reuters) -La economía de Brasil se recuperó más de lo esperado en el segundo trimestre, impulsada por el gasto de los consumidores y el repunte de los servicios, proporcionando un viento de cola para el presidente Jair Bolsonaro en su búsqueda de la reelección en los comicios de octubre.

El Producto Interno Bruto (PIB) de la mayor economía de América Latina se expandió un 1,2% en los tres meses hasta junio, informó la agencia de estadísticas del gobierno IBGE, mejor que el pronóstico de crecimiento del 0,9% en un sondeo entre economistas de Reuters.

Fue el cuarto trimestre consecutivo de crecimiento, elevando la actividad económica un 3% por encima de su nivel previo a la pandemia, y apenas por debajo de su máximo histórico en el primer trimestre de 2014.

Bolsonaro, que sigue a la zaga del expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva en las encuestas de opinión, ha centrado sus esfuerzos en iniciativas económicas para aumentar su popularidad, impulsando las entregas de dinero en efectivo a las familias de bajos ingresos y adoptando medidas fiscales para frenar la inflación.

Las exenciones del impuesto al combustible debían expirar este año, pero luego de un compromiso de campaña, el presidente ya las extendió hasta 2023 en un proyecto de ley de presupuesto enviado al Congreso.

El PIB del segundo trimestre se vio apuntalado principalmente por un aumento del 1,3% en los servicios. El sector, que ha reaccionado con fuerza tras el golpe sufrido por la pandemia, supone el 70% de la economía.

Al mismo tiempo, la industria se expandió un 2,2% y la agricultura creció un 0,5%.

"El resultado muestra una consolidación de la reanudación de la actividad económica, incluso con los impactos del conflicto de Europa del Este y los efectos persistentes de la pandemia", dijo el Ministerio de Economía en un comunicado.

Haciéndose eco de los recientes discursos del ministro Paulo Guedes, quien pronosticó que la economía crecería más de 2,5% este año, el ministerio señaló que la actividad se ha visto respaldada por el buen desempeño de los servicios, la recuperación del empleo y un alto nivel de inversión privada.

La tasa de desempleo de Brasil cayó al 9,1% en el trimestre hasta julio, el nivel más bajo en casi siete años.

William Jackson, economista jefe de mercados emergentes de Capital Economics, revisó su pronóstico de expansión económica este año a 2,5% desde 2% después del informe de crecimiento del segundo trimestre, pero enfatizó que "es probable que la economía se debilite durante la segunda mitad del año".

La actividad creció un 3,2% desde el segundo trimestre de 2021, superando una previsión de un avance del 2,8%.

El IBGE también revisó el desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre a una expansión de 1,1% desde un aumento de 1,0% que se informó anteriormente.

(Reporte de Marcela Ayres. editado en español por Manuel Farías y Marion Giraldo)