El pianista cubano Roberto Fonseca rinde tributo a su país en el festival Jazz à la Villette

·1  min de lectura

Gracias a su concepto llamado “La Gran Diversión” Roberto Fonseca desplazó a su público parisino hacia La habana y remontó el tiempo para volver a vivir las sensaciones musicales de los años 30-40-50-60, con la intención de rendirle tributo internacional a la música tradicional de su país.

Roberto Fonseca, el Pianista cubano que creció en parte con el Buena Vista Social Club de los años 2000 e hijo espiritual del crooner Ibrahim Ferrer, tenía un objetivo: crear en París el ambiente y una atmósfera del Cuba de los años 30-60, cuando la gente se reunía para bailar Mambo Rumba Timba o salsa.

Su misión fue cumplida con una“ovación” del público de "Jazz a la Villette", uno de los festivales de jazz más importantes en Francia.

Roberto Fonseca recibió a Radio Francia Internacional entre dos ensayos de su gira en Francia.


Leer más sobre RFI