Piñera nombra a la máxima autoridad del Ejército en plena militarización del sur

·2  min de lectura

Santiago de Chile, 4 nov (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, nombró en la noche del lunes al nuevo Comandante en Jefe del Ejército, máxima autoridad de la institución y un cargo que cobra especial relevancia ahora que el conflictivo sur del país se encuentra militarizado y bajo estado de excepción por violencia.

El general Javier Iturriaga del Campo, hasta ahora jefe del Estado Mayor Conjunto, ocupará el cargo durante un período de cuatro años a partir de marzo de 2022, coincidiendo con el fin del mandato del conservador Piñera.

"El general Iturriaga tiene una larga, valiosa y amplia experiencia profesional", afirmó Piñera.

"Tanto en el terreno estrictamente militar como en los momentos en que las Fuerzas Armadas prestan servicios a la ciudadanía ha demostrado su capacidad, su carácter, su prudencia", agregó.

Con casi 40 años de trayectoria militar, Iturriaga es licenciado en Ciencias Militares y se desempeñó como jefe de Defensa Nacional durante el estado de emergencia decretado en la capital durante las masivas protestas de 2019.

Chile vivía entonces la mayor crisis social en décadas, con una ola de manifestaciones por la igualdad que coparon las calles durante meses y dejaron una treintena de heridos, miles de heridos y grave señalamientos por violaciones a los derechos humanos hacia las fuerzas de seguridad por un uso excesivo de la fuerza.

Fue durante este episodio que Piñera dijo en unas polémica declaraciones que Chile estaba "en guerra contra un enemigo poderoso", pero Iturriaga decidió desmarcarse de esta declaración y tomar distancia con el presidente.

"Yo soy un hombre feliz, no estoy en guerra con nadie" aseguró entonces.

Al año siguiente fue designado por el mandatario como Jefe del Estado Mayor Conjunto, y ahora sucederá al general Ricardo Martínez como máximo mando de la institución.

El nombramiento cobra especial relevancia ahora que el agitado sur del país, donde existe un histórico conflicto territorial entre indígenas mapuches y empresas forestales, vive una escalada de violencia.

En el marco de esta disputa, son frecuentes los ataques a maquinaria agrícola y predios, cortes de carreteras, huelgas de hambre de presos indígenas y tiroteos con víctimas mortales.

En la misma jornada del nombramiento se confirmó la muerte de dos personas en la región del Biobío, una zona que lleva militarizada y bajo estado de excepción desde el pasado 12 de octubre.

Son cuatro provincias en total, de las regiones de Biobío y La Araucanía, las que se encuentran bajo esta medida, que ha permitido desplegar más de 2.000 efectivos y arrestar a más de 30 personas sobre las que pesaba ya una orden de detención, según información oficial.

El lunes, Piñera solicitó al Congreso una prórroga de la militarización de estas zona sin especificar cuánto durará, una medida que en esta ocasión necesitará del visto bueno del Parlamento al tratarse de la tercera vez que se prorroga.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.