Philips HUE Play: probamos estas luces que se sincronizan con la PC para llevar la experiencia en videojuegos a un nuevo nivel

·5  min de lectura
Hue Play se puede conectar a una PC para sincronizar su color con el dominante en la pantalla, y así extender la atmósfera visual más allá del monitor
Hue Play se puede conectar a una PC para sincronizar su color con el dominante en la pantalla, y así extender la atmósfera visual más allá del monitor

La domótica ha calado fuerte en los usuarios, sobre todo en el último tiempo con la adecuación de precios de este segmento. Hoy, montar una casa inteligente es más económico que hace unos años, y ya hay diversos dispositivos inteligentes al alcance de la mano (y del bolsillo): enchufes, lámparas Wi-Fi y termostatos conectados.

Philips es una de las empresas que ha aumentado la oferta de productos locales para su línea HUE (ahora Signify). Entre otras cosas ya se consiguen las HUE Play, unas barras para ambientar habitaciones que también pueden ser sincronizadas con la PC, para que las luces vayan al ritmo de lo que sucede en el videojuego que estemos disfrutando o el video que se esté reproduciendo, cambiando su color o intensidad en forma dinámica (y autónoma).

Gato 3D: un felino virtual aparece en un enorme pantalla 4K y sorprende a los peatones de Tokio

Ambientando la casa

Antes de desembalar las HUE Play, me dispuse a sacar el bridge (el puente, que se vende aparte) de su caja y realizar la conexión. Este dispositivo, que debe ser conectado al router del hogar con un cable de red (viene incluido), es el cerebro que permite sincronizar todas las luces de la línea Philips HUE. No solo servirá para sincronizar las barras HUE Play, sino además tiras LED, dicroicas y lámparas convencionales de la línea.

Las Hue Play se pueden apoyar en el mismo soporte de la tele, y aprovechan el rebote sobre la pared para ampliar y difuminar el alcance de su luz
Las Hue Play se pueden apoyar en el mismo soporte de la tele, y aprovechan el rebote sobre la pared para ampliar y difuminar el alcance de su luz


Las Hue Play se pueden apoyar en el mismo soporte de la tele, y aprovechan el rebote sobre la pared para ampliar y difuminar el alcance de su luz

Luego de conectar el bridge al router, hay que descargar la aplicación Philips HUE en el celular para que la app se sincronice con el dispositivo: solo habrá que presionar el botón del centro del bridge y el mismo será identificado por la aplicación sin problemas.

Realizado el primer paso, era hora de echar mano a las HUE Play. La propuesta consta de dos barras de LED que pueden cambiar de color para ambientar espacios de la casa. En todas las fichas que vimos se ubican detrás del televisor apuntando hacia la pared; iluminando la misma, logra crear un atmósfera visual muy agradable. Quienes hayan usado una TV Ambilight de Philips reconocerán la sensación; incorpora una función similar pero en el mismo televisor.

Hay dos formas de instalar estas barras verticales: la primera es utilizar un soporte al cual habrá que agregarle unos topes con pegamento (que vienen incluidos), para luego pegarlos a la parte trasera de nuestra TV. La segunda opción es calzar las barras en unos soportes tipo pie que permiten que queden paradas en el escritorio o el mueble del televisor.

Luego de instalarlas, hay que buscar las barras en la app desde el móvil y agregarlas a una habitación. Con la aplicación podremos cambiar el color que emitirán y elegir diferentes colores preestablecidos en forma de escenas.

También encontré que las barras son compatibles con la configuración de Google Home que tengo en casa. Para ello, solo tuve que añadir a Philips HUE como dispositivos compatibles y en dos minutos ya podía controlar todas sus funciones con la voz. Tanto desde la app de Philips como desde Google Assistant, se pueden configurarse todo tipo de rutinas para ejecutar en las luces.

Hue Play se puede conectar a una PC para sincronizar su color con el dominante en la pantalla, y así extender la atmósfera visual más allá del monitor
Hue Play se puede conectar a una PC para sincronizar su color con el dominante en la pantalla, y así extender la atmósfera visual más allá del monitor


Hue Play se puede conectar a una PC para sincronizar su color con el dominante en la pantalla, y así extender la atmósfera visual más allá del monitor

Videojuegos a todo ritmo

Para utilizar las HUE Play en una PC, hay que instalar la aplicación Philips HUE Sync disponible para Windows o macOS.

Seguidamente, tendremos que crear un “área de ocio” desde la aplicación móvil, para luego poder sincronizar las luces con la computadora. Entre las opciones de configuración, podremos indicar si queremos que las barras sigan el ritmo de lo que sucede en la pantalla de Windows (en nuestro caso), música o videojuegos. También podremos graduar la intensidad.

Luego de la conexión corrimos algunos videos de prueba conectando la computadora a la TV vía HDMI y los resultados fueron fantásticos. Realmente las lucen copian todo lo que sucede en nuestro escritorio. Reproducimos un video de una tormenta y las barras iluminaban todo cuando los rayos irrumpían en la escena. Lo que logran es generar una sensación de que lo que está pasando en pantalla excede el marco negro y tiene un alcance mayor en la habitación.

Al probar el modo videojuegos, lo hicimos con el título de acción Gears 5 en una portátil de última generación, la Asus ROG Zephyrus G14. Las luces HUE Play copiaron todo: desde el brillo súbito de un disparo, hasta el latido rojo cuando nos infligen algún daño, volviéndose todo ese color cuando morimos en manos de algún enemigo.

Los componentes de Hue Play: las dos luces y las bases para ponerlas sobre un estante o fijarlas al televisor
Los componentes de Hue Play: las dos luces y las bases para ponerlas sobre un estante o fijarlas al televisor


Los componentes de Hue Play: las dos luces y las bases para ponerlas sobre un estante o fijarlas al televisor

Intuitivo: la startup argentina que vuelve “inteligentes” a las heladeras

En conclusión

Para probar a fondo las características de las HUE Play nos faltó el Philips Hue Box, que permite conectar las luces a consolas de videojuegos (como Xbox y PlayStation) vía HDMI para, de esta forma, poder disfrutar de los efectos de las luces también en estas plataformas.

Para finalizar, las HUE Play resultan un accesorio de excelente calidad en tiempos donde ambientar el escritorio está tan de moda. Son fáciles de configurar y hacen la diferencia a la hora de disfrutar de contenido.

El pack con dos barras HUE Play tiene un valor de 16.999 pesos, mientras que el bridge (que también es compatible con otros dispositivos de la familia Hue) cuesta 7300 pesos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.