Pfizer vacunará a toda una ciudad de Brasil para hacer un estudio

·2  min de lectura
Un adulto mayor recibe una vacuna de Pfizer en Rio de Janeiro
Un adulto mayor recibe una vacuna de Pfizer en Rio de Janeiro

NUEVA YORK.- En la ciudad de Toledo, en el sudoeste de Brasil, no hay demasiado escepticismo sobre las vacunas. Alrededor del 98 por ciento de los habitantes en condiciones de ser inmunizados recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, según funcionarios municipales.

La mayoría recibió la vacuna ofrecida por Pfizer, y la semana pasada el fabricante de medicamentos dijo que se presentaba una nueva oportunidad: Pfizer anunció que vacunará completamente a todos los mayores de 12 años de la ciudad para poder realizar un estudio de seguridad y efectividad de la vacuna.

A casi un año de gobierno de Luis Arce, se agudiza la tensión política en Bolivia

La empresa trabajará con funcionarios de salud locales, un hospital, una universidad y el programa nacional de vacunación de Brasil para monitorear la transmisión del coronavirus en un “escenario de la vida real” después de que la población haya sido vacunada en su totalidad con Pfizer-BioNTech, anunció el laboratorio Pfizer.

El estudio seguirá a los participantes durante un año para investigar cuánto tiempo dura la protección de la vacuna contra el Covid-19 y nuevas variantes del virus.

“Aquí creemos en la ciencia y lamentamos las casi 600.000 muertes por Covid-19 que hubo en Brasil”, dijo el alcalde Beto Lunitti de Toledo al anunciar el estudio de Pfizer.

Eran el blanco: dos funcionarios sobrevivieron tras el atentado que dejó varios muertos en Yemen

El estudio se produce después de la inoculación experimental de casi todos los adultos en la ciudad de Serrana, en el sudeste de Brasil. Se creía que ese experimento era el primer ensayo masivo de este tipo en el que se vacunaba a todo un pueblo contra el coronavirus antes que al resto del país.

El experimento en Serrana se llevó a cabo durante tres meses en invierno y primavera. La vacuna Covid-19 de Sinovac se puso a prueba en la ciudad de 45.000 habitantes. Fue un éxito rotundo, con fuertes caídas en nuevos casos, hospitalizaciones y muertes, en un momento en que el resto de Brasil se encontraba en las garras de la pandemia.

Brasil ha sufrido uno de los índices de muerte más altos del mundo por la pandemia. Cerca de 600.000 personas han muerto por Covid-19 en Brasil, según una base de datos de The New York Times. Aunque muchos expertos creen que en verdad el número real de muertos puede ser mayor, es el segundo número de muertos más alto del mundo. Más de 710.000 estadounidenses han muerto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido ambivalente sobre la importancia de las vacunas. Muchos brasileños expresaron su enojo por la lentitud con la que su gobierno adquirió las vacunas y el escándalo de corrupción que involucró los acuerdos por su compra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.