Petroperú importará crudo para modernizada refinería Talara que operaría desde noviembre

·2  min de lectura
Foto de archivo del logo de Petroperu en las oficinas de la empresa en Lima

LIMA, 11 feb (Reuters) - La estatal Petroperú dijo el jueves que considera importar una "gran parte de crudo" para su modernizada refinería Talara que operaría desde noviembre, tras una inversión que se elevó un 6% debido a costos por la pandemia a 5.000 millones de dólares.

El presidente de Petroperú, Eduardo Guevara, afirmó en una conferencia con la prensa extranjera que la compañía busca asegurar la operación con socios privados de algunos lotes de producción de crudo en el país, para reducir la presión por falta de crudo en el corto plazo para su refinería.

"El mejor escenario sería la producción local (...) pero sí tendremos que importar gran parte", dijo Guevara al referirse de donde llegaría insumos para la planta de Talara, que aumentará un 30% su capacidad de procesamiento a 95.000 barriles diarios.

Posteriormente, a medida de la producción de crudo nacional vaya incrementándose, la refinería podría consumir hasta 60.000 barriles de crudo por día y el resto lo importaría, refirió.

Petroperú planeaba culminar el plan de modernización en mayo, "pero el COVID no lo permitió y ahora nuestro objetivo es noviembre del 2021" para el inicio de las operaciones, añadió Guevara, que destacó que avance actual de obras en Talara es de un 93,24%.

El ejecutivo manifestó que la compañía se encuentra "en la etapa final" del proceso de búsqueda de un socio para el lote 192, el más grande del país, ubicado en la selva norte, y que espera cerrar las negociaciones en este primer trimestre. Luego el Gobierno realizará una consulta previa con las comunidades para comenzar a explotar petróleo de ese campo, agregó.

Guevara también refirió que buscará asegurar el control del lote 64, que dejó la petrolera Geopark el año pasado tras un conflicto con indígenas del Amazonas; y también otros lotes ubicados cerca a Talara, en la costa del Pacífico norte de Perú.

"Hay lotes cuyos contratos están por terminar en los próximos seis años, cuya producción es fundamental para la refinería de Talara. Hemos manifestado al (regulador) Perupetro nuestro interés en esos lotes", dijo el ejecutivo.

Guevara señaló que recién en 2023 la compañía verá "resultados reales" en sus ingresos por la refinería, para cumplir en el futuro el pago de deudas asumidas, a través de bonos y préstamos, para completar la modernización de Talara.

Sobre su oleoducto ubicado en el norte del país, Guevara dijo que se está ejecutando una inversión de 180 millones de soles para la renovación de equipos y mantenimiento, clave para el transporte de crudo desde la selva hasta la costa del Pacífico.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Javier Leira)